El matrimonio no es para ti

el matrimonio no es para tiDespués de haber estado casado solamente por un año y medio, he llegado a la conclusión de que el matrimonio no es para mí. Por favor, antes de empezar a hacer suposiciones o pasar juicio a este artículo, sigue leyendo.

Conocí a mi esposa en la escuela secundaria cuando teníamos 15 años. Fuimos amigos durante diez años, hasta que decidimos que ya no queríamos ser sólo amigos. Recomiendo ampliamente que los mejores amigos se enamoren. Vendrán muchos buenos ratos de una relación así.

Sin embargo, enamorarme de mi mejor amiga no impidió que tuviera ciertos temores y ansiedades sobre el matrimonio. Entre más se acercaba el momento de decidir si nos deberíamos casar, más me llenaba de un miedo paralizante.

¿Estaba preparado? ¿Estaba tomando la decisión correcta? ¿Era Kim la persona más adecuada para tomar como esposa? ¿Podría ella hacerme feliz?

Entonces, en una noche que cambió mi destino, le conté estos pensamientos y preocupaciones a mi papá. Cada uno de nosotros tenemos momentos en nuestras vidas en que sentimos como si el tiempo se detuviera y todo a nuestro alrededor se acomodara perfectamente para marcar ese suceso especial que nunca olvidaremos.

Cuando mi padre respondió a mis inquietudes, fue uno de esos momentos para mí. Con una sonrisa en su rostro, dijo:

“Seth, estás siendo totalmente egoísta. Así que voy a hacer esto realmente simple: el matrimonio no es para ti. No te casas para que te hagan feliz, te casas para hacer feliz a alguien más. Más que eso, tu matrimonio no es para ti, te casas para beneficiar a tu familia. No hablo de los suegros y familiares, sino de tus futuros hijos. ¿A quién quieres a tu lado para que te ayude a criarlos? ¿Quién quieres que sea una influencia diaria en ellos? El matrimonio no es para ti. No se trata de ti. Se trata de la persona con quien te casas.”

Fue en ese momento en el que supe que Kim era la persona con quien quería casarme. Me di cuenta de que quería hacerla feliz a ella, ver su sonrisa cada día, y hacerla reír todos los días. Yo quería ser parte de su familia, y mi familia quería que ella fuera parte de la nuestra. Y al recordar todas las veces que la había visto jugar con mis sobrinas, supe que ella era la persona con quien quería construir nuestra propia familia.

El consejo de mi padre era a la vez sorprendente y revelador. Iba en contra de la actual “filosofía de Wal-Mart”, que es: “si no te hace feliz, puedes regresarlo y llevarte otro nuevo”. La realidad no es así, un matrimonio verdadero (y el amor verdadero) no se trata de ti. Se trata de la persona que amas: sus deseos, sus necesidades, sus esperanzas y sus sueños. El Egoísmo siempre exige: “¿Qué gano yo?” Mientras que el Amor dice: “¿Qué más puedo dar?”

Hace algún tiempo, mi esposa me mostró lo que significa amar desinteresadamente. Durante muchos meses, mi corazón se había endurecido con una mezcla de miedo y resentimiento. Cuando la presión había aumentado a un punto en donde ninguno de los dos podía soportarlo más, las emociones estallaron. Tristemente fui insensible y egoísta con ella.

Pero en lugar de responder con más egoísmo, Kim hizo algo más que maravilloso, ella demostró un acto humilde de amor puro. Dejando de lado todo el dolor y sufrimiento que yo le había causado, amorosamente me tomó entre sus brazos y reconfortó mi alma.

Me di cuenta de que me había olvidado del consejo de mi padre. Mientras que el objetivo de Kim en el matrimonio había sido darme amor, mi contribución había sido solo pensar en mí. El darme cuenta de lo terrible que fui, me hizo llorar, y en ese momento le prometí a mi esposa que iba a tratar de ser mejor.

Para todos los que están leyendo este artículo ya seas —casado, comprometido, soltero, o incluso si has jurado nunca casarte— Quiero que sepas que el matrimonio no es para ti. Ninguna relación verdadera basada en amor se trata ti. El amor siempre se trata de la persona que amas.

Y, paradójicamente, entre más amas a esa persona, más es el amor que recibes. Y no solo de tu pareja, sino también de sus amigos, su familia y las miles de personas que nunca hubieras conocido si el amor que puedes brindar hubiera permanecido centrado solo en ti mismo.
En verdad, el amor en el matrimonio no es para ti. Es para otros.

Por Seth Adam Smith, publicado originalmente en su blog SethAdamSmith.com.

Traducido y adaptado al español por Miriam Aguirre.

11 comentarios

Archivado bajo Artículos

11 Respuestas a “El matrimonio no es para ti

  1. JORDANA

    Em definitivo, um excelente artigo! A sociedade atual tem uma ideia completamente hedonista de matrimônio e namoro, e de certa forma nós acabamos tendo alguns desses enganos por Verdade. Mas a Verdade é Cristo. O tipo de Amor que devemos procurar e cultivar com nossos irmãos é o que Ele nos ensinou quando se tornou homem: um amor que se doa e se sacrifica totalmente pelo outro. Muito difícil é claro, exige uma existência inteira de firmes propósitos para vivê-lo e uma vida espiritual ativa, buscando os sacramentos e suplicando a Deus a graça para conseguí-lo. Mas a recompensa real que receberemos, por aceitarmos de coração e com alegria caminharmos nessas veredas estreitas e espinhosas será o Céu. Só lá iremos conhecer a PLENA felicidade.

  2. wuaooohhh, al comenzar a leer este articulo, pense que era unpoco egoista.
    Al continuar la lectura, me fui dando cuenta de lo grandioso que es DIOS, al abrirnos los ojos, la mente y el Corazon, cuando nos despojamos del egoismo en nosotros mismos y aprendemos a amar verdaderamente.

  3. Luis Enrique Tangarife Tabares

    Un mensaje muy bonito,real,interesante,importante pero ante todo verdadero. Gracias.

  4. Bonito el articulo, sòlo que no siempre sucede “entre más amas a esa persona, más es el amor que recibes” si una persona obedece ciegamente la esperanza que dà esa frase podria perderse, si no llega hasta cierto limite cuando la persona a la que es dado ese amor no aprecia esa entrega.

  5. Federico Javier Grandinetti

    El matrimonio no es para mi, es mio. “Para”, implica destinatario, y “mio” implica responsabilidad.

  6. fer

    Espero me ayuden. Soy fernando, y despues de 5 años de matrimonio me he separado de mi esposa. La razón, sus celos, inseguridades, posesiones, tanto así que me encerraba en mi propia casa. Este articulo habla que el matrimonio es para la otra persona. yo no soy rico, ni tengo propiedades, rentabamos una casa, trataba de darle lo que estaba en mis manos. Era responsable, no soy borracho, ni parrandero, ni drogadicto, no tengo deudas. Pero he de confesar que en ocasiones me gustaba salir a despejarme a tomar una cerveza de vez en cuando pues trabajo de lunes a sábado hasta altas horas de la tarde y llegaba muerto a casa. Traté de darle lo que estaba en mis manos. Y aún así no funcionó. Los celos aumentaron los gritos groserias y empujones, forcejeos que me orillaron a tomar la decision de salirme de la casa. ¿qué hice mal? el articulo dice que el matrimonio es para la otra persona. ¿entonces que hice mal? gracias fher_33@hotmail.com espero sus respuestas

  7. fernando hernandez v

    Aveces no es fácil saber si la desicion que tomas te puede salir bien ¿Como tomar buenas ediciones sin arrepertirnos y seguir adelante ? Jesus Fernando ¡Venezuela!

  8. Alba.

    El matrimonio además del amor auténtico exige perseverancia y respeto, y sobre todo la presencia de Dios , Él llevando todo el control. Y funciona !!! Cuarenta y siete años de feliz unión! Gracias a la ayuda del Señor!

  9. ricjimen@hotmail.com

    Definitivamente el egoísmo nos mata y es el que nos hace ver en la otra persona solo lo negativo.

    Este artículo me ayuda a ver lo importante que es darse a la otra persona sin reparos y también que sin Dios es imposible. Por eso recibimos una bendición que tenemos que cultivar y cuidar todos los días de nuestra vida.

  10. Edgar

    Este pensamiento es muy bonito y verdadero, lástima que la realidad de las mujeres y hombre de hoy en día sea diferente. Todos vivimos pensando en nosotros mismo y en qué cosas nos harán felicies. Encontrar a alguien que piense de la forma como habla este artículo es un verdadero tesoro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s