Me enamoré de mi profesor, ¿qué hago?

crush on my teacher

Hola, tengo 16 años. Mi vida no está muy bien que digamos y no sé cómo actuar en esta situación. Me enamoré de mi profesor, él me lleva 16 años. Ahora lo han botado del colegio porque se enteraron de nuestra relación. Él es casado y tiene un hijo. ¡Lo extraño mucho! Por favor ayúdenme y aconséjenme, porque no sé qué debo hacer.

RESPUESTA: Lo primero, debes preguntarte qué es lo que anhelas a futuro. A tus 16 años querrás tener un hombre con el cual formar una familia, y querrás que esa unión esté basada en el amor verdadero para que dure a través del tiempo.

Te has enamorado de una persona de la que no debías enamorarte: él es casado, es decir, ha asumido un compromiso de por vida, por amor a una mujer. Cuando un hombre se permite enamorarse de una mujer que no es su esposa, está siendo infiel a su compromiso, está engañando a su mujer, a sus familiares, está decepcionando a su hijo. Un hombre así, por más que te jure que te ama, que tú eres la mujer de su vida, ¿es confiable? ¿Cómo puedes confiar en un hombre que tú sabes está engañando a su mujer, a quien juró amor eterno? ¿Dónde quedó su promesa? ¿Cuánto tiempo tomará para que lo que te promete a ti se lo lleve el viento? Un hombre que no es fiel a sus compromisos, lo más probable es que no te sea fiel a ti tampoco. ¿De verdad puedes confiar en él? Piénsalo, pero no con el corazón, sino con tu razón, con tu inteligencia.

Ahora piensa como hija: tienes una mamá y un papá. Te gustaría que tu padre se enrede sentimentalmente con otra mujer y que abandone a tu madre “porque se enamoró de ella”? Quizá ya te ha sucedido, quizá tus padres se separaron por eso. Si es así, te dolió mucho, ¿verdad? La infidelidad de uno de los padres deja heridas muy profundas en los hijos. ¿Quisieras que su hijo pase por eso, siendo tú la causante?

Ahora proyéctate a futuro, y ponte en el lugar de su mujer: ¿te gustaría que tu esposo se enamore de una jovencita, teniendo ustedes un hijo? ¿Cómo te sentirías si la persona que se comprometió contigo para siempre, para formar un hogar, que lo dejó todo por ti, en un momento se enamora de una colegiala y tiene un romance con ella?

En ambos casos es importantísimo que apliques esta regla de oro: “no hagas a otros lo que no quisieras que te hagan a ti”. Tú no puedes hacer una excepción porque “estás enamorada”. Acepta que te enamoraste de la persona equivocada, es decir, no debiste permitirte enamorarte de él, así como él no debió permitirse enamorarse de ti. Enamorarse no es “algo inevitable”. ¡Tú puedes y debes evitar enamorarte cuando a pesar de sentir una natural atracción hacia un hombre (“me gusta”, “siento una conexión especial con él”, “es lindo”, “es divertido”, “es el único que me presta atención”, “me enseña tantas cosas”, “lo admiro tanto”, etc.), tú decides mantener distancia justamente porque sabes que es un hombre casado, y que además tiene un hijo! En otras palabras, en esos casos no debes alimentar esa atracción inicial con diálogos o comunicaciones frecuentes, coqueteando, o saliendo con él. Lo que debes hacer en esos casos es mantener una sana y prudente distancia de esa persona que tú sabes que no es para ti.

Por otro lado, al aceptar esta relación estás yendo en contra no sólo del matrimonio de esta persona —objetivamente estás interfiriendo y dañando ese matrimonio, aunque él te diga que no—, sino que estás yendo en contra de ti misma, renunciando al amor de verdad. Quizá en medio de la ilusión pienses: “¡pero si lo nuestro es amor de verdad!” —estar enamorados realmente puede volvernos muy ciegos y quitarnos toda objetividad—,  pero lo que has tenido con él no puede ser un amor verdadero desde el mismo momento en que él está siendo infiel a la mujer a la que ha prometido amor eterno. Puede ser un sentimiento muy fuerte, una emoción, una mutua atracción, pero no es amor. Y si te mantienes atada a él, es como dispararse un tiro al pie: tú misma estás malogrando no solo una familia, sino tu propio futuro, la posibilidad de conocer a un hombre que te ame de verdad, con quien puedas construir un matrimonio sólido, consistente.

¿A pesar de lo dicho, insistes en aferrarte a él, porque no quieres a otro? Piensa… Un hombre que engaña a su mujer, lo más probable es que te esté engañando a ti también para obtener algo de ti. Y si acaso de verdad “siente algo por ti”, se le pasará cuando se enamore acaso de otra alumna, dejándote a ti de lado como ahora está dejando de lado a su esposa. ¡Abre los ojos, aunque duela!

Finalmente, piensa que ese hombre, aunque diga amarte, está siendo un gran egoísta: solo piensa en sí mismo, no le interesa el daño que le está causando a su esposa y a su hijo —daño que dejará heridas muy profundas—, no le interesa el daño que te está causando a ti. Un hombre que oculta, que miente, que lleva una doble vida “porque se enamoró de otra”, es un hombre al que no le importa lo que puedan sufrir las personas que lo quieren, que confían en él y quedarán profundamente decepcionadas y defraudadas una vez que todo salga a la luz. Un hombre egoísta se pone a sí mismo en primer lugar, antes que a las personas a quienes él se debe. ¿Tú crees que le va a importar si tú sufres, ahora o en el futuro? Piénsalo: hoy “todo es lindo, perfecto, maravilloso”. ¿Y mañana? Cuando se haya pasado esa “magia” —créeme que pasará—, ¿cómo se portará contigo? Él está siendo muy egoísta… ¡y tú también estarás siendo muy egoísta si solo piensas que quieres hablar con él y volver con él!

Hay momentos en la vida en los que uno/a tiene que hacer sacrificios costosos. Uno de esos momentos es cuando uno/a se ha enamorado de una persona de la que nunca debió enamorarse. Ahora debes tener el valor y coraje de terminar esa relación, de alejarte de él, de “pasar la página”… no hay otro camino si quieres ser libre nuevamente, si quieres hacer las cosas bien, si quieres encontrar a un hombre que verdaderamente sea para ti y tú para él, en una relación en la que puedan vivir un amor de verdad, libre de todo egoísmo y mentira. En ese proceso es importante que busques el apoyo de una amiga, o de tu madre, o de una mujer profesional. Reza mucho, acércate a Dios, pídele perdón, y fuerzas para superar este capítulo doloroso de tu vida, y puedas así empezar a escribir un nuevo capítulo en tu vida. Para superar esta relación te recomendamos leer nuestro artículo: “¡Tengo ganas de llamarlo y decirle que lo extraño!”

Te recomendamos leer también estos artículos:

El matrimonio no es para ti

¿Es “amar” lo mismo que “estar enamorados”?

1 comentario

Archivado bajo Preguntas frecuentes

Una respuesta a “Me enamoré de mi profesor, ¿qué hago?

  1. PM

    Bueno, lo mas gracioso de leer esto esq estoy en una situacion similar, pero lo mas recomendable es que mejor lo dejes atras, lo mejor para ti, como una mujer, es mantener tu dignidad, y para ser honesta escuchar: “salgo con mi maestro” no se escucha muy bien….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s