50 Sombras de Grey: terrible impacto en adolescentes

trilogia-de-50-sombras

Este testimonio es el comentario que Laura, una adolescente de 16 años, le dejó a Karina por su artículo 7 razones para no leer (ni ver) “50 sombras de Grey”, publicado originalmente en nuestro Blog.

Hola, Karina. Te contaré un poco por lo que paso…

Comencé a leer esos libros principalmente porque una amiga me dijo que lo hiciera. Me metí tanto que cambié, no mucho para bien. Eran para mí como una droga. Los leí todos, y créeme cuando te digo que llegué a sentir asco en algunas partes. Es realmente fuerte.

Claro, como cada libro te deja algo.

Sinceramente me gustó la historia, desde otra perspectiva, ya que él logra salir del agujero en el que se encontraba.

El punto es que mi hermana le contó a madre que lo leía. Mi madre habló conmigo, pero yo los seguí leyendo a escondidas. Me sentía una mala y desobediente hija, pero como antes mencioné, era mi droga. Los terminé y quedé con “resaca literaria” por un tiempo. Mi interés por el tema creció y me dio por investigar más.

Sinceramente considero el sexo como algo importante y creo en la abstinencia hasta el matrimonio.

Retomando… Siempre consideré el “amor” de Christian algo demasiado repentino. Para mí, el amor no se da de un día para otro. Pero claro, una como niña se emociona al leer cuando dicen “te amo”. Me llamé “como niña” puesto que eso era: tenía unos 14 años cuando los leí.

Hoy día esperaba con ansias la película, pero entonces mi hermana pequeña me dice que quiere verla. Ella nunca ha sido obediente conmigo y cree que cuando le digo algo es para molestarla, lo cierto es todo lo contrario de eso. Me molestó y causó irritación el hecho de que ella quisiera ver esa película. Intenté convencerla de que yo le decía que no para que ella aun no entrara a ese mundo, pero solo hacía que se molestara más conmigo.

Claro está, tanto como ella como yo, no tenemos permitido ver esa película. Y sinceramente siento alivio de que mi madre sepa un poco en cuanto a esa película, así mi hermana no podrá verla a escondidas. No quiero que ella pierda esa inocencia que aún conserva.

Estos días he visto tantos informes, vídeos y he recibido tantos sermones de mi madre diciéndome que no está bien. Y hoy vi un vídeo que me dijo sin habla. Y mi madre hoy siguió insistiendo y hoy vi esto que tú has escrito: 7 razones para no leer (ni ver) “50 sombras de Grey”. Y hoy me doy cuenta de todo.

Cambié por temor a que la gente supiera lo que leía y que me viera mal, cambié porque quería seguir leyendo eso, pero sabía que estaba mal.

Hoy me doy cuenta que aun estoy pequeña para saber esas cosas. Y que simplemente debería seguir leyendo esos libros que tanto amo, esos libros que hablan de amores difíciles, pero reales. Donde no siempre se puede. Y que Cincuenta Sombras de Grey no es precisamente lo que yo llegué a creer.

Algo que en el vídeo me quedo muy grabado: “La luz de Dios está por sobre las cincuenta sombras de alguien”.

Gracias, Karina. Fuiste el broche de oro esta noche. Dios te bendiga. Te deseo lo mejor.

Laura, 16 años, México.

Relacionados:

7 razones para no leer (ni ver) “50 sombras de Grey”

50 Sombras de Grey: preocupación de una madre por sus hijos

 

Deja un comentario

Archivado bajo Testimonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s