¿Cómo sé que me ama de verdad?

tlw

Quizá tú también te has hecho esta pregunta: ¿Cómo sé que un chico me ama de verdad? Aquí te presentamos el testimonio de un chico, a quien su enamorada le hizo una propuesta contracorriente, “esa que te sorprende y deja sin palabras, una propuesta ante la que no sabes qué decir”.

Y, la verdad, la única manera como tú podrás saber si un chico te ama verdaderamente es haciéndole esa propuesta, con el riesgo de que no acepte y te deje. Pero si no la acepta, tendrás la certeza de que no te quería de verdad, sino que lo que quería de ti era tu cuerpo.

Este testimonio muestra la importancia que tiene el que tú sepas decirle NO a un chico cuando te pide “adelantar” ciertas cosas, por ejemplo, besos sin ser enamorados, tocamientos, besos que despiertan los deseos sexuales, “caricias” pasadas de tono o relaciones sexuales. Cuando una mujer dice NO y se mantiene firme, o la dejan o el hombre lucha por ella. Si un hombre no está dispuesto a luchar por ti, dominándose a sí mismo y ayudándote en tu propósito de vivir la castidad, ¡no vale la pena seguir apostando por él! ¡NO pierdas tu tiempo!

Este testimonio muestra también que “sí existen esos hombres”, pero que muchas veces andan confundidos y presionados. Chicas, ¡les hacen un bien al decirles NO! ¡Solo el NO de una mujer es capaz de ayudar a un hombre a sacar lo mejor de sí, a crecer y madurar en un amor verdadero, a luchar por ella y por su futura familia! Solo el NO firme, decidido y constante de una mujer hace que puedan surgir hombres capaces de respetar a las mujeres, caballeros de verdad. En fin, aquí va el testimonio de JuanDa…

Hace un tiempo mi enamorada me hizo una propuesta, esa que te sorprende y deja sin palabras, una propuesta ante la que no sabes qué decir.

Soy un chico de diecinueve años, y para nadie es secreto que esta sociedad nos corrompe al cien por ciento. Trata de desenfocarnos, pues donde quiera que camines vas a encontrar algún cartel publicitario anunciando algo obsceno, y si miras la TV observarás algún corte de comerciales promocionando las marcas de condones o cuantas cosas existan para “complacer” sexualmente a tu pareja, y así podríamos seguir sin parar.

Y aquí viene la propuesta que me sacó del cuadro: mi chica, a quien aprecio tanto y a quien amo con todo mi corazón, me dijo que ella desea vivir nuestro noviazgo en castidad, que ella desea llegar virgen al matrimonio, tener una familia hermosa y morir de vejez.

Tiempo antes de la propuesta, había escuchado hablar a mis compañeros de carrera universitaria sobre sus historias íntimas con sus enamoradas. Narraban paso a paso lo que hacían con ellas. En aquella ocasión me sentí como si escuchara por radio alguna película para adultos. La verdad, para mí no fue nada agradable, pues siendo algo tan íntimo no tenía por qué saberlo. Me pregunto, ¿qué pensarían aquellas chicas, si supiesen que sus enamorados andan contando a sus compañeros de carrera todo lo que hacen con ellas? La realidad es que ahora andan en boca de todos…

Yo no opiné nada al respecto, como lo hacían otros, pues nunca había pasado de la segunda etapa del noviazgo (en mi país novios = enamorados), esa que va más allá de los besos. Confieso que tuve muchas ganas de iniciar esa “tercera etapa”, la de despertar nuestra vida sexual, tan sólo por presión: ¿Cómo era posible que mis compañeros ya se hubiesen iniciado sexualmente y yo aun no? Por ello, ante su resistencia, le insistí horriblemente a la mujer que tanto amo para iniciar esa etapa, pues veía normal entre las parejas el tener relaciones sexuales a nuestra edad.

Sí, en ese tiempo sólo estaba pensando en mí mismo, y no en ella. Ahora reconozco con vergüenza que con el argumento de “qué tiene de malo si nos amamos”, tan solo estaba encubriendo mi terrible egoísmo. De esa manera solo buscaba manipularla para que cediese a mi propuesta, pues yo no estaba dispuesto a sacrificarme por ella.

Ahora bien, aproximadamente un mes después del increíble acoso al que sometí a mi enamorada, tuve que hacerme un examen de serología por unas ronchas que me salieron en todo el cuerpo, y mucha picazón. Después de los exámenes, me llamaron a una cita urgente. La Dra. que me vio empezó a hablar conmigo muy seria sobre sexualidad, me dijo que en mi país la taza de los infectados con el SIDA y la sífilis era enorme. Aún no entendía por qué me hablaba de eso, hasta que de repente se queda en silencio y suelta el bombazo: “chico, ¡tu serología salió positiva!” Aunque no sabía qué significaba lo que ella me decía, sabía que era algo muy malo. Entonces empezó a explicarme y hablarme del tratamiento que debía seguir. Recuerdo que nunca me alteré tanto como en ese consultorio. Le decía a la Dra., “¡no es posible! ¡Jamás en mi vida he tenido relaciones! ¿Cómo es posible esto? ¿Cómo puedo yo tener sífilis?” Ella trataba de calmarme, pero yo salí del consultorio llorando y entré al oratorio de la clínica. ¡Allí oré como nunca había orado! Le pedí a Papá Dios mucha fuerza, ¡pues no sabía qué hacer! En ese momento sentí que mi vida sencillamente se desmoronaba.

Las enfermeras salieron a buscarme por toda la clínica y me encontraron allí. Trataron de calmarme, y dos horas después volvieron hacerme la prueba de serología. Estuve treinta minutos esperando los resultados nuevamente, ¡fueron los treinta minutos más largos de mi vida! Finalmente llegaron los resultados y le pedí el favor a la enfermera en jefe que me leyera el resultado. Ella me miró a los ojos y me dijo: “muchacho, ten calma, los resultados salieron negativos. Tu primer examen fue un error del sistema”. ¡En ese momento sentí que el alma me volvía al cuerpo! ¡Fue la primera vez que lloré de alegría! Inmediatamente fui al oratorio y prometí a Papá Dios vivir en castidad, esperar a la persona que Dios ponga en mi camino para entregarle mi tesoro más valioso, mi virginidad.

Pasado un tiempo mi enamorada me hizo la pregunta que si quería vivir en castidad con ella o no. Probablemente pensaba que le diría que no, pues la noté con su carita triste. Cuando le contesté que “¡SÍ, QUIERO VIVIR EN CASTIDAD CONTIGO!”, se sorprendió mucho y empezó a interrogarme. Sencillamente (y no la culpo), no creía que yo aceptaría tan grande compromiso luego de haberla presionado tanto para tener relaciones sexuales. Ella quería asegurarse de que mis razones fueran las correctas, de que no le estuviese diciendo “sí” con la oculta intención de intentar avanzar nuevamente en el futuro.

Jóvenes: ¡yo la verdad no creía que esto de la castidad tuviera importancia en nuestras vidas! Yo aprendí a las malas, y te pido que no esperes que algo malo ocurra en tu vida para aprender. Mira, el tiempo es lo que hace madurar una fruta, y somos las frutas del árbol divino, ese árbol de Dios. ¡Todo a su tiempo! Para que el amor madure, ¡vivir en castidad es lo mejor! Saber que alguien espera por ti es lo máximo, y que alguien sepa que tú esperas para esa persona, ¡esa es la verdadera prueba de amor que le puedes ofrecer!

JuanDa C., Colombia.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

6 comentarios

Archivado bajo Testimonios

6 Respuestas a “¿Cómo sé que me ama de verdad?

  1. ¡Maravilloso! Que reconfortante testimonio. De verdad considero que somos una gran fuerza, que unidos somos más. La mayor mentira es la que se cree, porque mentiras son! Por eso, ante las mentir de que ya nadie vive la castidad porque “está pasada de moda” alzamos nuestra voz. Quiero invitar a todos, a desenmascarar la mentira. Porque la verdad es que el amor está para la donación, y la mentira para aprovecharse de la verdad. ¡LA CABALLEROSIDAD NO SE HA PERDIDO, ESO ES MENTIRA!

    Daniel Sanabria
    CEO del Proyecto Castidad Posible
    Maracaibo, Venezuela

  2. andrea carreño

    Esto en realidad me parece genial. Me encanta que hombres tambien esten dispuestos a luchar por algo tan hermoso. La opcion V, una opcion solo para valientes.

  3. Anele Garibay

    “…el tiempo es lo que hace madurar una fruta, y somos las frutas del árbol divino, ese árbol de Dios. ¡Todo a su tiempo! Para que el amor madure, ¡vivir en castidad es lo mejor! Saber que alguien espera por ti es lo máximo, y que alguien sepa que tú esperas para esa persona, ¡esa es la verdadera prueba de amor que le puedes ofrecer!”.

    ¡Qué hermoso! Dios te bendiga y te siga dando fortaleza y gracia para vivir la virtud de la castidad. 🙂

  4. wow que hermoso
    apenas vengo a ver estos contenidos y me parece genial todo lo que proponen aqui en este espacio
    tambien soy virgen, y ahnelo tambien en el Señor Jesus esperar el tiempo apropiado para tener mi vida y compartirla con la persona que desee pactar conmigo hasta la muerte en el santo estado del matrimonio

  5. B.S.I

    Estoy muy triste, mi caso es complicado, he tenido un solo novio en mi vida desde que tengo 18 años y ya tengo 22, él fue mi primer amor y mi primer hombre también, el único que he tenido, al principio todo fue hermoso, todo se daba de buena manera, hubieron de igual manera problemas y varias veces terminamos, muchas de esas veces yo fui la que terminé, pero nunca porque lo haya cambiado o cosas así, pero desde el año pasado empezó a cambiar bastante, pero a pesar de eso yo seguí ahí, y en diciembre del 2014 me terminó con la excusa de que ya no sabía si me amaba y que le diera un tiempo solo, sufrí mucho, pero luego ya me dijo que no se había expresado bien, me dijo que me amaba y que sólo quería ver cómo se daban las cosas y etc., hablábamos pero era algo raro… Luego a finales de ese mes yo le decía que lo amaba y que lo iba a esperar, y ya sus respuestas se volvieron cortantes, hablábamos de cosas hasta que a principios de enero de este año me confesó que había alguien de por medio, una mujer de su trabajo que llegó por temporada y que le había hecho sentir cosas diferentes, yo quedé completamente debastada, sólo Dios sabe todo lo que he llorado y sufrido, un dolor que incluso se refleja en mi físico, he bajado de peso, fueron los días más terribles de mi vida, fui débil y aún así le rogue saben, lo busqué, incluso apenas medio sabía algo lo iba a ver y hasta llegamos a estar juntos un 6 de enero y a los 3 días me dijo que lo dejará vivir su viva y que empezará a hacer la mía… Luego de eso no hablábamos mucho, hasta que el 24 de enero entre charla y discusión por celular, me dijo que nos viéramos en un lugar en la noche, yo accedí sin pensarlo mucho, fuimos a un motel y me dijo que a pesar de todo me amaba aún y que me había extrañado bastante, al otro día y los días siguientes fueron muy raros, él se enfermó de una hernia en la columna y yo sin pensarlo estuve cerca en ese proceso, le fui a sacar citas médicas ya que no le quedaba tiempo por el trabajo, estuve a su lado cuando estaba maluco de ese dolor, lo acompañé al médico y todo eso sin esperar nada a cambio, sólo porque aún a pesar de todo yo pongo su bien por encima del mío, el fin de semana que siguió no nos vimos porque me dijo que ese domingo se iba desde la mañana y llegaba tarde (obvió era a verse con esa otra mujer) y yo pues sintiendo que me moría por dentro, porque aún a pesar de que sin él vivo, no quería estar sin él, ese día en la noche me habló y me dijo que no había salido al fin porque le había dado pereza. Esa semana que siguió empezamos a hablar más por celular y el fin se semana que siguió nos vimos el sábado y el domingo, pero lo sentía como algo frío, y pues la semana pasada hablábamos por cel, yo lo acompañé a una cita médica también porque he estado muy pendiente de ese proceso, incluso le estoy autorizando citas y exámenes que tiene que hacerse, y todo eso sólo por su bienestar… Este fin de semana me fui a quedar a su casa porque dijimos que era un plan que queríamos hacer, y hoy ya en la noche me dijo que no quería que me hiciera ilusiones de volver ahora con él porque no quería estar con nadie más por ahora, que nos podíamos ver y hablar, pero que si yo llegaba a conocer a alguien que me diera la oportunidad que porque él quería verme feliz, yo le pregunté que si aún pasaba algo con esa otra muchacha y me dijo que hace mucho tiempo no era así, que ya no tenían nada y que él me quería a mi bastante… Y pues él es un poco esquivo con su celular, aunque no soy de ir a cojerlo para revisarlo.
    No sé bien qué pensar y hacer, yo lo ama en verdad, mi amor es tan grande que es capas de perdonar muchas cosas, que aún pudiendo vivir sin él, no quisiera hacerlo, solo Dios y yo sabemos cómo he sufrido, tantas noches sin dormir, yo podría esperarlo, pero aveces no estoy segura que me amé o que me quiera siquiera, estoy muy triste, pero cuando estoy a su lado es diferente, no es un amor solamente apasionado, es algo que me hace sentir en calma y a gusto, como si estuviera protegida y muchas cosas más así. ¿Qué puedo ir haciendo?

  6. B.S.I

    Estoy muy triste, mi caso es complicado, he tenido un solo novio en mi vida desde que tengo 18 años y ya tengo 22, él fue mi primer amor y mi primer hombre también, el único que he tenido, al principio todo fue hermoso, todo se daba de buena manera, hubieron de igual manera problemas y varias veces terminamos, muchas de esas veces yo fui la que terminé, pero nunca porque lo haya cambiado o cosas así, pero desde el año pasado empezó a cambiar bastante, pero a pesar de eso yo seguí ahí, y en diciembre del 2014 me terminó con la excusa de que ya no sabía si me amaba y que le diera un tiempo solo, sufrí mucho, pero luego ya me dijo que no se había expresado bien, me dijo que me amaba y que sólo quería ver cómo se daban las cosas y etc., hablábamos pero era algo raro… Luego a finales de ese mes yo le decía que lo amaba y que lo iba a esperar, y ya sus respuestas se volvieron cortantes, hablábamos de cosas hasta que a principios de enero de este año me confesó que había alguien de por medio, una mujer de su trabajo que llegó por temporada y que le había hecho sentir cosas diferentes, yo quedé completamente debastada, sólo Dios sabe todo lo que he llorado y sufrido, un dolor que incluso se refleja en mi físico, he bajado de peso, fueron los días más terribles de mi vida, fui débil y aún así le rogue saben, lo busqué, incluso apenas medio sabía algo lo iba a ver y hasta llegamos a estar juntos un 6 de enero y a los 3 días me dijo que lo dejará vivir su viva y que empezará a hacer la mía… Luego de eso no hablábamos mucho, hasta que el 24 de enero entre charla y discusión por celular, me dijo que nos viéramos en un lugar en la noche, yo accedí sin pensarlo mucho, fuimos a un motel y me dijo que a pesar de todo me amaba aún y que me había extrañado bastante, al otro día y los días siguientes fueron muy raros, él se enfermó de una hernia en la columna y yo sin pensarlo estuve cerca en ese proceso, le fui a sacar citas médicas ya que no le quedaba tiempo por el trabajo, estuve a su lado cuando estaba maluco de ese dolor, lo acompañé al médico y todo eso sin esperar nada a cambio, sólo porque aún a pesar de todo yo pongo su bien por encima del mío, el fin de semana que siguió no nos vimos porque me dijo que ese domingo se iba desde la mañana y llegaba tarde (obvió era a verse con esa otra mujer) y yo pues sintiendo que me moría por dentro, porque aún a pesar de que sin él vivo, no quería estar sin él, ese día en la noche me habló y me dijo que no había salido al fin porque le había dado pereza. Esa semana que siguió empezamos a hablar más por celular y el fin se semana que siguió nos vimos el sábado y el domingo, pero lo sentía como algo frío, y pues la semana pasada hablábamos por cel, yo lo acompañé a una cita médica también porque he estado muy pendiente de ese proceso, incluso le estoy autorizando citas y exámenes que tiene que hacerse, y todo eso sólo por su bienestar… Este fin de semana me fui a quedar a su casa porque dijimos que era un plan que queríamos hacer, y hoy ya en la noche me dijo que no quería que me hiciera ilusiones de volver ahora con él porque no quería estar con nadie más por ahora, que nos podíamos ver y hablar, pero que si yo llegaba a conocer a alguien que me diera la oportunidad que porque él quería verme feliz, yo le pregunté que si aún pasaba algo con esa otra muchacha y me dijo que hace mucho tiempo no era así, que ya no tenían nada y que él me quería a mi bastante… Y pues él es un poco esquivo con su celular, aunque no soy de ir a cojerlo para revisarlo.
    No sé bien qué pensar y hacer, yo lo ama en verdad, mi amor es tan grande que es capas de perdonar muchas cosas, que aún pudiendo vivir sin él, no quisiera hacerlo, solo Dios y yo sabemos cómo he sufrido, tantas noches sin dormir, yo podría esperarlo, pero aveces no estoy segura que me amé o que me quiera siquiera, estoy muy triste, pero cuando estoy a su lado es diferente, no es un amor solamente apasionado, es algo que me hace sentir en calma y a gusto, como si estuviera protegida, y muchas más cosas así. ¿Qué puedo ir haciendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s