¿Cómo digo que No?

2Si quieres amor, entonces la palabra más importante que tienes que aprender es ‘no’. Diciéndole ‘no’ a las imitaciones baratas del amor, le estas diciendo ‘sí’ al verdadero. Cuando necesites poner el límite, sé clara, decidida, segura y firme. Asegúrate de decir ‘no’ con tus palabras y también con el cuerpo. Si estás acostada con tu pareja en el sofá y le das un ‘no’ callado y no muy firme, él no te tomará muy en serio, ya que tú no te tomas muy en serio a ti misma. Si tu corazón dice, “Tal vez no debo de estar haciendo esto”, escucha a lo que dice tu intuición, reza por fortaleza y sal de la situación. ¿Cómo? Sea como sea: di que no te sientes cómoda, y que necesitas regresar a tu casa, o échale la culpa a tus papás. Aun mejor, dile que tu futuro marido es el único que merece acercarse tanto, y eso solamente cuando estén casados. Además, ¿te gustaría casarte con alguien que le da su cuerpo sueltamente a otros, que no es capaz de respetarte y esperarte? Ahí no hay respeto, porque se nota una palidez de alma en la persona que no puede establecer estándares ni tiene el carácter para apegarse a ellos. Al contrario, las personas felices se comprometen de por vida con aquellos que se respetan a sí mismos y a su pareja. Si no quieres herir los sentimientos de la otra persona, dile lo mucho que te gusta estar juntos. Luego, explícale cómo la pureza une a una pareja mejor que la pasión. Esto muestra que no lo estás empujando lejos de ti, sino que estas buscando un amor más profundo, duradero y verdadero. Pero también date cuenta que no le debes a tu pareja una explicación de horas del por qué la castidad es importante para ti.

Si tu pareja te ama, entonces él o ella no te presionará. Esta es la prueba verdadera para saber si realmente eres amada o te están usando.

El amor puede esperar a la entrega, pero la pasión sexual egoísta no puede esperar a sacar lo que quiere. Jason Evert, Amor Puro

Artículos relacionados:

Si no aprendes a decir que no, ¿de qué vale tu sí?

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog -a menos que sean tomadas de otra fuente- son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

1 comentario

Archivado bajo Preguntas frecuentes

Una respuesta a “¿Cómo digo que No?

  1. ¡Maravilloso! Sería peligroso echarle la culpa a los padres, la otra persona lo puede usar en contra de la que trata de vivir la castidad. Pero si, si alguien te ama, no te va a presionar. Presionar a alguien para que haga algo que no quiere hacer es muy parecido a una violación. El consentimiento de la persona que trata fe vivir la castidad para involucrarse en una relación prematrimonial por presión, se convierte casi de inmediato en un mero justificativo para tener relaciones “sin remordimiento”. Nada más falso, es casi una violación. Yo diría que es una violación consentida, bajo presión, pero consentida. Y en eso hay que trabaje a la hora de recuperar la pureza que Dios nos dio. ¡Bendiciones!

    Daniel Sanabria
    Presidente del Proyecto Castidad Posible
    Maracaibo, Venezuela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s