¿Existe el “amor a primera vista”?

¿Existe el amor a primera vista? ¿O es encontrar la persona indicada en el momento indicado?

¿Existe el amor a primera vista? ¿O es encontrar la persona indicada en el momento indicado?

Eso depende de lo que entiendas por “amor”. Mucha gente piensa en el amor como una emoción embriagadora. Si eso es amor, entonces mucha gente experimentará ese “amor” a primera vista. Pero si el amor es la virtud de hacer lo que es mejor para el otro, entonces la gran mayoría ni siquiera piensa en eso cuando ve a una persona por primera vez.

Usualmente el “amor a primera vista” es cuando dos personas experimentan una atracción inmediata y la relación termina funcionando. Pero la razón por la que funcionó no es debido a esa primera impresión intensa, sino porque decidieron amarse, incluso cuando ese enamoramiento inicial se desvaneció.

De vez en cuando dos personas experimentan ese enamoramiento inmediato que termina por convertirse en un matrimonio de 75 años. Otras veces experimentan un enamoramiento inmediato y empiezan una relación que acaba cuando los sentimientos se desvanecen. En otras ocasiones las personas experimentan una atracción inmediata ¡pero nunca se conocen oficialmente!

Lo que realmente importa no es que anhelemos un romance de cuento de hadas, un “amor a primera vista”, sino que estemos abiertos a lo que Dios tiene en mente para nosotros. Él es el autor del romance, y su voluntad con nosotros es perfecta. Cuanto más nos aferramos a Él, más abiertas estarán nuestras manos para recibir los dones que Él desea darnos.

Habiendo dicho todo esto, debo reconocer que durante mi primera conversación, cuando conocí a mi esposa Crystalina, pensé: “¿Debería decirle ahora o más tarde que me voy a casar con ella?” No le conté eso sino hasta un año más tarde, y ella me dijo que el mismo pensamiento pasó por su cabeza durante la misma conversación.

Creo que una razón para eso fue que ambos estábamos tomando una clara ruptura de relaciones en nuestras vidas para seguir la voluntad de Dios, libre de distracciones. Yo había estado fuera de la escena de citas por alrededor de un años, y ella había estado fuera de ellas por tres años. Sin lugar a dudas, esa temporada de soltería y oración nos dio más claridad. Pero, lo que hace que nuestra relación matrimonial dure no es el sentimiento misterioso que tuvimos cuando nos vimos la primera vez. La base de nuestra unión es el sacrificio día a día para amarnos con mucha paciencia y perdón.

Como escribió el Arzobispo Fulton Sheen:

La mayor ilusión de los amantes es creer que la intensidad de su atracción sexual es la garantía de la perpetuidad de su amor. Es debido a esta falta de distinción entre el glandular y espiritual —o entre el sexo que tenemos en común con los animales, y el amor que tenemos en común con Dios— que los matrimonios están tan llenos de engaños. Lo que algunas personas aman no es a una persona, sino la experiencia de estar enamorados. La primera es insustituible; la segunda no lo es. Tan pronto como las glándulas dejan de reaccionar con su fuerza prístina, las parejas que identificaron emotividad y amor, dicen que ya no se aman. Si tal es el caso, ellos no amaban a la otra persona en primer lugar; ellos solo amaban sentirse amados, que es la más alta forma de egoísmo.

Jason Evert (Autor de Amor Puro, Masculinidad Pura y otros títulos)

FUENTE: TheChastityProject

Traducción de Fabiola Espinoza

Deja un comentario

Archivado bajo Artículos, Preguntas frecuentes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s