¿Es el sexo una necesidad para el hombre?

no puedes o no quieres

Parece una “verdad absoluta”, un dogma de nuestra sociedad moderna, que el sexo para el hombre “es una necesidad” y que, por lo tanto, debe ser satisfecha a costa de la mujer. Lamentablemente muchas mujeres “se la creen” y actúan bajo este supuesto, entregándose pronto a sus enamorados porque las presionan diciéndoles: “no creo que pueda esperarte hasta el matrimonio”, o “aunque te respeto, no estoy de acuerdo con tu idea de esperar”.

Decía san Agustín, desde su propia experiencia —bien sabemos que antes de su conversión él vivía una vida sexualmente activa sin estar casado—, decía que «el deseo carnal consentido se vuelve hábito; el hábito no combatido se vuelve necesidad».

Si hoy en día se cree y proclama que “el sexo es una necesidad”, no es porque lo sea verdaderamente —nadie se muere por no tener sexo—, sino porque el deseo carnal se estimula, se consiente y alimenta continuamente, sin límites ni restricción. Ya ni los niños se salvan, pues además de toda la publicidad, películas y pornografía que pueden encontrar en internet, se viene impulsando e imponiendo en muchos colegios una “educación sexual inclusiva” que les enseña a explorar y experimentar “sin tabúes” y “sin sentimientos de culpa” todo tipo de placeres eróticos.

C.S. Lewis, siempre tan genial y sensato, decía al respecto:

«Todos saben que el apetito sexual, como el resto de nuestros apetitos, crece cuando somos indulgentes con él. Las personas que pasan hambre pueden pensar mucho en la comida, pero también lo hacen los glotones; a los que están hartos, al igual que a los famélicos, les gusta que los exciten».

Es así como todos aquellos que andan todo el día siendo excitados y excitándose sexualmente, sin ofrecer resistencia alguna, terminan creyendo que el sexo es una necesidad. Quizá nadie les dijo que podían dominarse y dominar sus impulsos, simplemente creyeron que lo normal era dejarse llevar por sus deseos sexuales, disfrutar y aprovechar toda ocasión para experimentar un placer, muchas veces a costa de otra persona.

Quien aprende a dominarse a sí mismo, quien domina sus propias energías sexuales en vez de ser dominado por ellas, sabe bien que el sexo no es una necesidad, y que las energías sexuales pueden y deben dominarse, a menos que uno quiera arruinar su propia vida y la de muchas otras personas que sufrirán las consecuencias de su falta de dominio personal.

Pongamos un ejemplo. Hace muchos siglos a alguien se le ocurrió que podría domar un caballo salvaje, que podría someter y dominar toda su energía para ponerla a su servicio. Los cobardes,  los que no se atreven, habrían afirmado rotundamente que a un potro salvaje no se le puede dominar. Pero si hay hombres capaces de dominarse a sí mismos, ¿por qué dicen tantos que uno no puede dominarse, que el sexo “es una necesidad”, que es cosa de “hormonas”, y que poner las fuerzas o deseos sexuales bajo el dominio de la voluntad e inteligencia incluso “hace daño”? No es porque no puedan, sino que no quieren, porque nunca se han entrenado para ello, o para justificar toda clase de excesos sexuales. Para ellos «el deseo carnal consentido se volvió hábito; el hábito no combatido se volvió necesidad», de modo que dejaron de ser dueños de sí mismos para volverse esclavos de sus impulsos.

A ustedes, jóvenes varones, les digo: ¡Aprendan a dominarse a sí mismos, sus energías, sus fuerzas sexuales, para llegar a ser hombres de verdad! Las mujeres necesitan de hombres que las cuiden y protejan, no sólo de un peligro externo, sino también del propio egoísmo que hay en nuestros corazones. ¡Cuántas veces ese egoísmo lleva a deshacer el amor al “hacer el amor”!

A ustedes, jóvenes mujeres, les digo: nunca cedan ante la presión de un enamorado o novio que les diga: “no puedo dominarme, es una necesidad para mí, no puedo esperarte”. Tengan la certeza de que quien no es capaz de dominarse en ese momento argumentando que “no puede”, tendrá las mismas razones para serles infiel en el matrimonio. Tengan la certeza, además, de que no las ama quien no puede sacrificarse a sí mismo por ti y quiere más bien que tú te sacrifiques a “sus necesidades”.

A todos les digo: aprendan a dominar sus impulsos sexuales, entrénense, no permitan que sus deseos sexuales se conviertan en hábitos, no dejen de luchar para erradicar los hábitos que ya pueden haber generado… ¡sí se puede! Con inteligencia, con decisión, con perseverancia, con mucha oración, ganarán un verdadero dominio sobre sí mismos, necesario para amar y ser amados de verdad.

P. Jürgen Daum, Director de La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

15 comentarios

Archivado bajo Artículos

15 Respuestas a “¿Es el sexo una necesidad para el hombre?

  1. ¿Loqué?

    ¡Excelente artículo!

  2. Maravilloso padre excelente Argumento y pensar que habia estado engañada tooodoo este tiempo.

  3. Valentina

    ¡Que gran artículo! Mucha oración para combatir esas tentaciones y pecados.

  4. Renzo

    !me gusto el articulo! pero opino que es en ambos casos , no solo el hombre sino de la mujer……. yo he vivido mi castidad hasta los 25 años como varón….. eh incluso he tenido que combatir contra este aspecto , en un par de ocasiones , como se diría el otro lado de la moneda, un varón presionado por una mujer. para adelantar el proceso que teníamos que llevar.. ahora que me encuentro separado, esperando la nulidad de mi matrimonio civil y luego espero de mi matrimonio religioso….vivo mi castidad y fidelidad al único que siempre estará conmigo ,Dios….le pido siempre a la virgen que interceda y me de fuerzas.. para no caer y no desmoronarme….por que así es mi fe , y soy feliz así. ……….

    Animo, que somos seres pensantes , no somos simples animales… todo se puede…pero lo importante de todo , es que seas Feliz en gracia de Dios y contigo mismo….

    • vale

      Excelente artículo, una pena que de esto no se hable en los medios porque hay muchas personas que les haría bien escuchar este pensamiento y saber que somos capaces con la ayuda y la gracka de Dios.

  5. Rosa

    Pero vivir con estas convicciones es muy duro, porque la gente te considera estúpido, que estás desperdiciando tu vida y que te estás perdiendo algo fantástico si no lo practicas. Cuando digo a mis conocidos que yo espero vivir eso “tan fantástico” con un hombre que piense como yo, que me ame con amor de marido no como satisfacción puramente animal o biológica, me dicen que vivo en un cuento de hadas y que me voy a quedar sola. De hecho, hasta sienten pena por mí. Nunca he cedido y a los hombres que se me han acercado les hace como gracia mi virginidad o me han tratado como tontita o como que no sé de qué va la vida, vamos que soy una ingenua. Incluso los ha habido que me han rechazado por ser virgen, lo ven extraño, raro, algo a lo que temer. No soy feliz porque no tengo una pareja, pero veo que mis conocidos tampoco son felices por mucho sexo que practiquen. Van de fracaso en fracaso, intentando una y otra vez establecer una relación de pareja, pero les veo que cuando se emparejan no tienen fe verdadera en su relación, en el amor, en el compromiso de cuidarse el uno al otro. Les noto egoísmo, piden mucho a sus parejas pero no se dan nada mutuamente.

    Entonces pienso en quién es más infeliz. Si yo que espero algo auténtico y no lo encuentro o ellos, que se emparejan, se relacionan y fracasan una y otra vez. Llegan a los 30 y pico de años hartos de la vida, desengañados, a vuelta de todo, amargados, aburridos y sin ilusión. Su experiencia triste hace que te intenten quitar tu ilusión por una vida luminosa en pareja, te sabotean diciéndote que eso no existe, que eres una boba que vive de sueños, una beata.

    Es muy triste, la verdad y muy duro defenderte continuamente de las burlas.

    • Animo Rosa! no estas sola en esta lucha!! haces bien en mantenerte firme, sino, serás “una mas”, y como dices, más infeliz de lo triste que te puedes sentir ahora… paciencia! Gracias por compartirnos tus sentimientos, tus reflexiones, eres una mujer sensata, inteligente, y muy valiente!! Nos puedes decir de que país nos escribes, y tu edad? gracias!

      • Rosa

        Hola, os escribo desde España y tengo 38 años. Mi edad es mayor que la media para la que está dirigida este blog, que es para gente jovencita que empieza a vivir. Podría decirse que por mi edad yo fui como vosotros y algunos/as sereis como yo cuando lleguéis a mi edad.

        Si ahora sentís presión por parte de la sociedad o de vuestros allegados, amigos, compañeros de trabajo o estudio, imaginaos esto con 38 años. La de años que llevaréis de sermones en que os dirán que estáis desperdiciando vuestra vida, que os quedaréis sol@s… Y las situaciones incómodas cuando alguien interesado en vosotros se os acerque y sepa vuestra opción. Es un camino duro, y os harán sentiros tristes, incluso hasta marginales. La recompensa es que uno se siente bien consigo mismo y que sabe que está haciendo algo que agrada a Dios. Habrá momentos en que dudaréis, en que la presión os hará desfallecer y pensar en tirar la toalla, en replantearos esta opción. Dudaréis en si os estaréis equivocando y los demás que parecen disfrutar de experiencias amorosas tendrán la razón. Ser el “diferente” en tu círculo de amigos, aunque sean buenos amigos y acaben por respetar tu opción, no es fácil de sobrellevar. Habrá otros “amigos” que harán cotilleo de vuestra virginidad. Algún hombre, sobretodo si sois mujeres, se acercará divertido por vuestra virginidad y tratará de conquistaros tratándoos como una tontita o una niña pequeña que necesita ser aleccionada. Otros os dirán que si no deseáis tener relaciones es porque no sabéis de qué va la vida. Intentarán convenceros que la cama es imprescindible para que dos personas establezcan una relación. Y cuanto más mayores os hagáis, más presión tendréis. Se da por supuesto que un adulto hecho y derecho, para que me entendáis, un adulto de más de 30 por ejemplo, no puede andar perdiendo el tiempo intentando asentar la base de una relación sin tener sexo.

        Os dirán que es perder el tiempo y que es una actitud de quinceañeros sin experiencia. No os sentiréis comprendidos y esa persona que os interesó, que os gustaba, os saldrá con este tipo de razonamientos. Una oportunidad más para encontrar una pareja se desvanecerá. Preparaos para eso, porque duele y mucho. Tener que dejar atrás a alguien que te gustaba de verdad porque no escucha tu razonamiento, no se plantea si valdrá la pena esperar, consolidar una relación apostando por conocer al ser humano sin pasar por la cama. Encontraréis hipócritas en círculos saludables, como por ejemplo, grupos de amigos de una parroquia, asociaciones cristianas, etc. Gente que predica una cosa y a la hora de la verdad, cede a la presión social.

        Y pensad que no sabéis qué plan tiene Dios para vosotros, quizá no tenga a nadie especial para vosotros. Que una de las pruebas de vida que os pone es pasarla sol@. Esto debéis tenerlo en cuenta: no penséis que es 100% seguro que Dios os premiará con un amor auténtico si os guardáis la pureza. Dios no premia a aquellos que hacen cosas para ganar algo. Premia a aquellos que lo hacen sólo para agradarle a Él, como prueba de Fe. Confiar en Él sin esperar nada a cambio. Sólo por amor a Él. Nadie sabe qué planes tiene Dios para cada uno de nosotros.

        Tened esto muy en cuenta.

      • Excelente Rosa, gracias por tu aporte tan valioso, de quien ha luchado tantos años contracorriente! Gracias por alentarnos y hablarnos tan claro de todo lo que nos espera a quienes como tú queremos ir contracorriente!!! Pero gracias a personas como tú, sabemos también que NO ESTAMOS SOLOS! 🙂

  6. José

    Muy cierto. Pero no estoy de acuerdo en la forma en que está planteado, como si los hombres fuéramos los responsables y las mujeres las pobres víctimas. Tengo 35 años y todavía no conocí una sola mujer que no tuviese relaciones sexuales. Y en mi experiencia personal, fui presionado en mi juventud por una ex novia. Asi que la cantinela de “resistan mujeres” no me la creo: es de los dos lados la cosa. Y en todos los años que resistí el deseo sexual, las chicas de mi generacion no lo hicieron. Y llegado el momento hasta se burlaron. y no me faltaba atractivo. Asi que espero un poco mas de neutralidad en este tema. y si necesitan pruebas de lo que digo, tengo nombres y apellidos y grabaciones de conversaciones de chicas modernas. La verdad es que me pone furioso cuando, desde la propia Iglesia, se nos trata a los hombres como los culpables de todo- Mi Dios! Ojalá Jesucristo reivindique nuestro honor alguna vez. Porque parece que los miembros eminentes de la Iglesia NO lo van a hacer.

    • Estimado Pepe, agradecemos tu aporte, tienes razón en lo que dices, domina tu furia y escríbenos una versión neutral de la misma, así nos ayudas no sólo expresando tu protesta, sino aportando positivamente. Gracias

      • José

        Bien. Yo corregiría este párrafo: “A ustedes, jóvenes varones, les digo: ¡Aprendan a dominarse a sí mismos! etc- Y pondría: “A TODOS ustedes les digo”. Porque las chicas tampoco se dominan. Si no, vean como beben alcohol, por ej. O como cambian de parejas sexuales.
        Y este otro párrafo: “A ustedes, jóvenes mujeres, les digo: nunca cedan ante la presión de un enamorado o novio que les diga: “no puedo dominarme, es una necesidad para mí, no puedo esperarte” Y pondría ” A TODOS ustedes, no cedan a la presión de novio o NOVIA. Y si insiste, déjenlo/a”. Porque todos los que intentamos ser fieles a nuestra fe, hemos sentido presiones. A veces caímos. Y además, a muchos hombres nos ha ido mejor con las mujeres cuanto más insensibles y desconsiderados hemos sido. Y mientras más “católicos” nos portamos, peor nos fue. (En el “peor”, se puede incluir el ser traicionado, el ser dejado, etc.). Tal vez elegimos mal a las mujeres. Pero eso se podría decir de ellas también: eligen mal a los hombres- Aunque el menú para TODOS está cada vez más austero.
        Gracias por permitirme expresar mi opinión. Saludos.

      • Bien Pepe, me parece justo, así que lo corregiremos. Gracias nuevamente por tu aporte, y cuando quieras, son bienvenidos tus comentarios! Saludos!

  7. Juan Pablo Pérez Ramírez

    Excelente, uno se sorprende que haya personas tan comprometidas en una causa tan noble, tan respetuosa y tan edificante. Dios los bendiga y les de fuerzas para seguir luchando.

  8. jose

    Gracias por el articulo y espero me puedan ayudar por esta vía, mi vida actualmente se torna en tomar decisiones, no solo de índole sexual, sino decisiones comunes o que son desapercibidas, realmente leyendo esto estoy claro que no me siento libre en tomar decisiones, quisiera pautas que me ayuden .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s