“Por el sexo nuestra relación de novios comenzó a desmoronarse”

Dios rehace los corazones rotos si le entregamos los pedazos...

Dios reconstruirá tu corazón roto si tú le entregas todos los pedazos…

Hola, tengo 22 años,  hace dos años comencé una relación con una persona muy especial, un regalo de Dios. Al principio de la relación teníamos muy claro la importancia de una relación pura y encaminada al Señor, las luchas eran muchas pero siempre contábamos con la oración para poder vencer. Lamentablemente tenía yo en aquél tiempo una gran inclinación a la pornografía, que estaba destruyendo mi mente y mi forma de ver a las mujeres, especialmente a mi novia. Luego de un tiempo, caímos y tuvimos relaciones sexuales por consentimiento mutuo.

Desde entonces mis deseos de una relación pura fueron menguando, cada día deseaba ser más como era en mi adolescencia, cuando llevaba relaciones meramente por atracción física y sexual. Me alejé mucho de mi vida en oración, de la Eucaristía y de recibir mis consejos espirituales. Aunque ella continuaba en su vida cristiana activa, comenzó a ser mucho más celosa y posesiva, y así fue como nuestra relación comenzó a desmoronarse.

Hace un par de meses terminamos la relación, y fue algo demasiado duro para ambos, ya que los dos teníamos muchos sueños puestos como pareja, pero no era sano estar juntos.  También fue un gran golpe el saber que la persona que considerabas el amor de tu vida se alejaba de ti por no ser capaz de enfrentar una batalla que ya tenía la victoria asegurada, pero en ocasiones la ceguera es tanta que no vemos mas allá de nuestras propias narices.

Durante ese tiempo solo descubrí que en mi vida había tocado fondo, que no era feliz, que lo que estaba haciendo solo me daba un placer momentáneo, pero al llegar la noche el peso de la culpa era tan grande que no estaba dispuesto a seguir cargándolo. Decidí ir al Santísimo y entregarme 100% al Señor, le entregué mi vida y mis problemas, le prometí no volver a caer en impurezas, serle fiel, seguirlo cueste lo que cueste, respetar a las mujeres y de respetarme a mí mismo, ¡y no se imaginan cómo mi vida cambió!

Las tentaciones mermaron, las luchas se hicieron más fáciles, las idas a la Eucaristía eran con alegría, las visitas casi diarias al Santísimo me daban la fortaleza para seguir luchando, al acostarme cada noche sentía algo que hace mucho no sentía: la tranquilidad de saber que estaba haciendo las cosas bien, como Dios quería. El Señor me hablaba por medio de personas que jamás olvidaré, simplemente, Dios me había dado una nueva oportunidad y yo estaba totalmente convencido de que esta vez no le fallaría. Cuando le prometes algo al Señor de todo corazón, es imposible quedarle mal.

En todas mis oraciones estaba presente mi ex novia, mi deseo de estar con ella, de amarla, de respetarla y de por medio del noviazgo prepararnos para formar una familia santa, de la mano del Señor. Hace unos días decidimos hablar y nos expresamos el sentimiento de querer estar juntos de nuevo pero esta vez tal como Dios lo quería, de una manera pura, y siendo consientes de que esta lucha en la relación es una lucha de pareja, donde ambos debemos esforzarnos según el máximo de nuestras capacidades, de mantener una oración firme en pareja, y de jamás olvidar que era el Señor el que nos estaba regalando la oportunidad de estar nuevamente juntos, y que no lo podíamos defraudar ni podíamos defraudarnos el uno al otro nuevamente.

Aun no somos novios, porque antes de volver a serlo queremos primero sanar tantas heridas que nos dejó el anterior noviazgo, heridas que hoy entiendo pueden ser testimonio para muchas parejas que están en nuestra misma situación. La Pureza o Castidad es una virtud fundamental en un verdadero noviazgo, y por eso estoy dispuesto a conquistarla en esta nueva oportunidad que tengo. Hoy pienso que nunca es tarde para ser puro, la castidad es una decisión que no depende de tu pasado, solo depende de qué tan libre y qué tan feliz desees ser. Dios siempre nos da las oportunidades necesarias para seguirlo, pero entre más pronto le sigamos, más felices seremos.

M. S., 22 años, Medellín.

Testimonio escrito para La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

4 comentarios

Archivado bajo Testimonios

4 Respuestas a ““Por el sexo nuestra relación de novios comenzó a desmoronarse”

  1. Luna F.

    Gracias por tan hermoso testimonio, Dios es verdaderamente grande. Dios los bendiga y sea Él, el centro de su relación.

  2. ¡Gracias por compartir la experiencia de tu vida!
    Eso nos permite ver por medio de otros que ¡vale la pena vivir la castidad! =D

  3. Lia Chavez

    Gracias por este hermoso testimonio, hace ya casi 10 meses el Señor me regalo la dicha de poder experimentar el amor de pareja, por obra y gracia de Él, puedo vivir un noviazgo cristiano consagrado a Jesús y María, ciertamente las tentaciones son muchas y las criticas hacia nosotros aún más pero la oración y las visitas al santísimo nos fortalecen para seguir adelante. Le doy Gracias a mi Señor por haberme mostrado tu testimonio nada sucede por casualidad.
    Paz y Bien en el Señor.!

  4. Un gran testimonio en este momento de mi vida!! Gracias por dar esperanza a mi corazón! Dios hace nueva todas las cosas! Dios bendiga este nuevo comienzo de su relación. Sean santos y cuenten con mis oraciones desde Ecuador!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s