LA FUERZA DE SHECCID, por Carlos Cuauhtémoc Sánchez

la fuerza de sheccid

Un día mi profesora de redacción me dijo que “uno escribe como piensa”. Si es así, Carlos Cuauhtémoc Sánchez tiene una mente brillante. ¡Me he quedado tan impresionada con su libro! Tanto así que, cuando me mandaron a la cama, me eché con una pequeña linterna para seguir leyendo. Sin exagerar, me enganché y metí tanto en la historia que se me hacía complicado dejarlo para después, en parte, porque empecé a sentir diferentes emociones conforme iban sucediendo los hechos. Para mí fue más de lo que esperaba, superó absolutamente todas mis expectativas y, por si fuera poco, me sentí profundamente identificada en algunas partes.

He pasado varios días pensando en cómo transmitirles todo lo que he aprendido y al ver que eran tantas las lecciones y experiencias pasadas por el protagonista, y tal vez por el mismo autor, que no sabía cómo empezar. Sin embargo, no pude dejar pasar más tiempo así que me lanzaré y trataré yo también de escribir como pienso.

Este libro, además de enseñarnos sobre el mundo de las drogas, la pornografía infantil y las mafias, va mucho más allá de todo eso. ¡Les confieso que yo me enamoré del protagonista! Él es José Carlos. Para mi mala suerte (dentro de mi fantasía, jaja) él está totalmente enamorado de una mujer, ilusionado y convencido de haber encontrado al amor de su vida. Sin embargo, esta chica ideal es tan solo una idea que él se ha hecho, luego de haber escuchado la historia de Sheccid, una princesa que le había dado tremendas fuerzas a un prisionero para escapar y hacer todo lo posible para ser digno de ella. Es decir, esta princesa fue su motivación para alcanzar todo aquello que por un momento le parecía imposible. Como aquél esclavo, también José Carlos pensaba que había encontrado a su princesa, la mujer ideal que lo impulsó y motivó a crecer para llegar a ser un hombre de verdad.

José Carlos, un hombre muy romántico y todo un poeta, por ella es capaz de enfrentarse a diferentes situaciones arriesgadas y peligrosas. Es capaz de vencer su orgullo e incluso renunciar a “su dignidad” por hacerla feliz. Es un luchador que difícilmente se da por vencido. No tiene miedo de pelear por lo que en verdad quiere. Asímismo es bastante respetuoso, caballero y noble. En otras palabras, es un hombre con muchos valores. Es más, en una ocasión le da una lección a su mismo padre haciéndole entender que no corresponder a una mujer por la que no sientes lo mismo que ella siente por ti no es ser indiferente con ella, sino darle su lugar, no hacerle daño y engañarla para aprovecharte de ella.

En un momento su mejor amiga le dice que nadie puede amar lo que no conoce. Por eso José Carlos empezó a hacerlo, se esforzó en conocer quién era verdaderamente su princesa. Lo que descubrió después hizo que sus ilusiones queden atrás. Todo se le derrumbó. Estoy segura que quedarán totalmente sorprendidos cuando sepan la realidad de aquella chica. El final de la historia es todo menos lo que ustedes esperarían. ¡Así que léanlo!

Así como a todos, a José Carlos se le presentan muchos problemas y situaciones difíciles a lo largo de la novela, pero como sabemos estos nunca son definitivos, sino temporales. Pudo solucionarlos al escuchar los consejos que les daban sus papás, su mejor amiga y, en algunos casos, su profesora. Como cuando salió ante todo el público a recitar un poema, no lo hizo como esperaba. Entonces se sintió muy avergonzado de sí mismo e incapaz de volver a hacerlo, más aún cuando todos se empezaron a burlar de él. Sin embargo entendió que jamás uno se debe quedar con la última experiencia, pues toda situación nueva muchas veces logra sustituir las antiguas. Los “no puedo” tienen el mismo origen, ya sea una caída, un error o quizá un fracaso. Por eso, si nos caemos, debemos siempre volver a intentarlo hasta conseguirlo. Por ejemplo, les cuento que hace poco yo me caí montando bicicleta y me rompí la clavícula (fue una caída muy tonta, ¡Son las peores!). Si me quedo con esta última experiencia dolorosa y traumática, tendré siempre miedo de subirme a una bicicleta y no lo haré. Pero si en cambio me vuelvo a subir a una bicicleta apenas pueda, venceré el temor y el trauma causado se habrá ido. Además de eso, Dios siempre tiene un propósito para todo. ¡Recuérdenlo!

Otra lección que valoro es que me quedó más claro aún que jamás debemos de juzgar a alguien,, y mucho menos si no sabemos los motivos de su conducta o si antes no hemos escuchado sus razones. Las personas nos entendemos hablando. ¡Eso nunca lo olviden! Nadie puede saber si alguna vez necesitará a la persona que está despreciando al juzgar o hablar mal de ella. Hagan con los demás lo que quieren que hagan con ustedes. ¡No exijan si antes no se han exigido a ustedes mismos!

Además de eso aprendí que debo disfrutar mi etapa. Muchas veces dejamos de luchar por nosotros mismos al estar enamorados o sentirnos tristes por alguien. ¡Eso no debe pasar! No nos podemos dejar llevar por las emociones, sino que debe primar nuestra razón. No te adelantes nunca a vivir etapas que aún no te tocan ni te entristezcas si no eres correspondido por la persona que quieres. La indicada llegará en el momento que tú menos pienses. Deja tu vida en manos de Dios y no te preocupes. Mientras esta persona llegue a tu vida, ¡preocúpate por madurar! ¿Cómo vas a transmitir alegría si no estás feliz? Encárgate de enriquecer tu corazón para que así puedas enriquecer la vida de otros. Quiérete, valórate, respétate, ÁMATE, pues no podrás hacerlo con los demás sin antes haberlo hecho contigo mismo/a.

Finalmente les quiero adelantar (digo adelantar, porque espero que lo lean!) una frase que encontré en este espectacular libro:

“Si al mundo le quedaran veinticuatro horas de existencia, todas las líneas de teléfono se saturarían de personas que llamarían a alguien a decirle perdóname o te amo”

A muchas personas, incluyéndome, se les hace difícil pedir perdón por miedo a que les digan que “no” o a que les saquen en cara el daño que han provocado, o quizá por vergüenza al dar la cara y sanar la falta provocada, o por orgullo, ya que nos cuesta tanto aceptar que nos equivocamos incluso cuando lo sabemos pero no queremos que la otra persona lo sepa. En fin, pueden existir infinidad de razones o, mejor dicho, excusas. Sin embargo, todos debemos ser conscientes de nuestros actos y hacernos responsables de ellos. Como humanos, nos equivocamos frecuentemente. Es natural cometen errores. Por eso no debemos avergonzarnos ni tener miedo de aceptarlos. Pedir perdón, ser perdonados y perdonar sana el alma. No seamos rencorosos, pues solo conseguiremos hacerlos daño a nosotros mismos. ¡Antes de negar un perdón, pongámonos en los zapatos de la otra persona que nos viene a pedir perdón venciendo su orgullo!

Espero que haya podido despertar en ti al menos un poquitito de curiosidad o ganas de leer este gran libro. Sinceramente, tengo la certeza de que no te arrepentirás. Te aseguro que valdrá mucho la pena dedicarle unas cuantas horas de tu tiempo. ¡Anímate! Permítele a Carlos Cuauhtémoc llegar a ti a través de esta historia, como logró hacerlo conmigo. A mí me ha ayudado muchísimo y sé que con esta enriquecedora lectura día a día podré madurar y crecer humana y espiritualmente. Y recuerda este consejo: jamás será tarde para ser mejor persona si en el empeño ponemos valor y esperanza.

No saben lo agradecida que estoy con la persona que me incentivó a leerlo y con el autor mismo, obviamente, porque gracias a este libro he podido aclarar un montón de temas y aprender otros. Carlos Cuauhtémoc desarrolla muchos valores en este increíble libro que a los jóvenes nos ayudan a crecer como personas. ¡Muchas gracias!

M. A., 16 años, Perú.

Nota bibliográfica: SÁNCHEZ, Carlos Cuauhtémoc: La fuerza de Sheccid; C.V. México, Diamante, 2010.

¿Dónde comprarlo? En cualquier librería grande, como Crisol, Zeta Book Stores, etc.

 

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

12 comentarios

Archivado bajo Libros recomendados

12 Respuestas a “LA FUERZA DE SHECCID, por Carlos Cuauhtémoc Sánchez

  1. q lindo de verdad le felicito a ud. autor x q sus obras de verdad q si son de transformacion , x lo pronto ya eh leido 14 obras suyas me a cambiado la vida q estado llevando, le e prestado mucho interes son muy buenas de verdad ………

  2. JAZMIN SANTIZO

    LA VERDAD ESTA SUPER HERMOSA ESA HISTORIA EL SEGUNDO LIBRO TAMBIEN ME GUSTO MUCHO LA VERDAD ES INCREIBLE TODO LO QUE ECRIBE CARLOS CUAUHTEMOC SANCHEZ LO ADMIRO MUCHO

  3. yuridia

    la vdd es q me impresiono muxo este libro y la vdd q cuando lo lei me qd picada y me ha ayudado en la vida he podido resolver algunos problemillas jejee….

  4. yulith zuleima hurtado

    las obras de este autor de verdad si transforman vidas, la fuerza de sheccid al igual que volar sobre el pantano es una super historia, deja mucho para aprender y motiva a superar todas las adversidades y obstáculos que tenemos a diario pero al final solo el valiente es el que sobrevive

    • clarozue

      si duda transforman vidas!! la mia cambio completamente cuando lei sangre de campeon.. en serio! dio un giro de 180 grados… por supuesto no tarde en leerme los 4 libros

  5. ana maria

    exelente recomendableeeeeeeeeee

  6. Santiago Cardona A.

    Mi primer libro leído de sus maravillosos escritos fue La fuerza de Sheccid y puedo decir que desde el primer momento en que lo empece a leer hasta el último, me conmovió y causo en mi distintas emociones, por esto supe que con solo haber leído su primer libro usted es un gran escritor. Le ofrezco mis mas sinceras felicitaciones y gracias por haberme hecho sentir esas diversas emociones y conmoverme.

  7. rosa laura

    Yo lo lei y me enseño mucho, ahora se lo regalaré a mi hijo…

  8. alex

    Es un hermoso libro y una magnifica historia !!!

  9. Miguel Enrique Hernández

    Qué tal a todos, escuche buenos comentarios de este libro y me gustaría leerlo, vivo en Guatemala, comó podría hacer para pedirlo desde aquí, ya que lo he buscado y no tienen ese libro especificamente. gracias!

  10. angela

    Estoy muy feliz …..es el primer libro que leo y de verdad que a sido una gran enseñanza para mi 🙂 sobresalen muchos valores. Se los recomiendo LA FUERZA DE SHECCID,,,CARLOS CUAUHTEMOC SANCHEZ ..por sierto te hara centir diferentes emociones:*

  11. Sigue leyendo 🙂 y asertivo tu comentario, uno escribe como piensa y a CCS le falta mucho por escribir 🙂 saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s