¿Es normal sentir atracción física por tu novio/a queriendo practicar la castidad?

atraccion fisica

PREGUNTA: ¿Es normal sentir atracción física por tu novio/a incluso queriendo practicar la castidad? ¿O es algo malo? ¿Cómo hacer para controlar eso? ¡Mil gracias! 

RESPUESTA: Para poder responder tu pregunta debemos entender que tanto el enamoramiento como el amor son procesos que se viven por etapas. No se da todo al mismo tiempo. La atracción física es parte de ese proceso. Esta etapa está basada en el plano biológico, corporal. La atracción física puede que sea lo primero que se dé hacia la persona que nos interesa. Es la responsable de la mezcla de sensaciones y emociones que tenemos cuando estamos cerca de él/ella. Muchos la catalogan como la parte “química” del amor, puesto que aquí se empiezan a experimentar cambios biológicos que antes no los percibíamos (sudoración de las manos, “mariposas” en el estómago) combinadas con un nerviosismo inexplicable cuando estamos cerca de esa persona que nos atrae. Estos cambios son normales ya que ciertas sustancias químicas producidas por nuestro propio cerebro (dopamina, norepinefrina, serotonina) son liberadas al pensar o estar cerca de esa persona especial.

La atracción física es un proceso normal y como tal no es mala. De hecho, es fundamental tener esa atracción física y con ello no me refiero a que la pareja (novio/a) deban tener un cuerpo de modelo o una cara hermosa, sino que posean ese “algo” que la hace diferente de las demás y te atrae a ti.

Sentir atracción física por tu pareja es normal, no estás yendo en contra de la castidad porque te gusta y atrae algo de ella. Vivir la castidad no significa condenar todo lo que proviene del cuerpo. El cuerpo humano es bueno por naturaleza, pero hay que aprender a conocerlo y educarlo. Vivir la castidad no significa reprimir sino moderar. Es decir, el sentir la atracción física no es malo, lo malo sería si a partir de esa atracción se desarrollan deseos o pensamientos inapropiados. O cuando ya tienes un compromiso asumido (tienes novio/a o eres casado/a) y sientes atracción por otra persona y le das pie a que esos sentimientos o emociones crezcan.

El amor debe tener ciertas cualidades, entre ellas está la atracción, la intimidad y el compromiso.

Como ya lo describí anteriormente, la atracción física es importante, pues te debe atraer algo de la otra persona que te haga elegirla de entre muchas otras personas con similares características. Sin embargo, esta parte no es la fundamental.

La intimidad (CUIDADO!! No debemos confundir la palabra intimidad con relaciones sexuales!!) es el vínculo que desarrollamos con una persona y con nadie más. Es lo que va surgiendo cuando se comparten pensamientos, sentimientos, actividades sólo con esa persona. Cuando se experimenta esa sensación de intimidad con tu enamorado/a, novio/a te sientes apoyada/o, aceptada/o tal y como eres. La confianza juega un papel muy importante para que esta relación de intimidad se dé entre dos personas.

El compromiso es la última pero no la menos importante de las cualidades en el amor. Asumir el compromiso de permanecer con esa persona para siempre es lo que hace que esa atracción no desaparezca sino que se transforme y que esa intimidad entre los dos vaya creciendo y por supuesto madurando.

Es importante que se dé un equilibrio entre estas cualidades porque sin alguna de ellas el amor de pareja deja de ser lo que debería ser. Por ejemplo: la intimidad sin atracción física es el tipo de amor que tenemos por nuestros mejores amigos. Compartimos secretos y experiencias personales, pero no tenemos ningún interés romántico por ellos. En cambio, la atracción física sin intimidad o compromiso se convierte en mero encaprichamiento. Te sientes atraído por alguien pero no asumes el compromiso de crear un vínculo duradero y no establecen una relación de intimidad (compartir juntos, exclusividad por esa persona y nadie más).

El amor puede iniciarse con la atracción física pero necesariamente debe evolucionar hacia la intimidad y compromiso. Si se queda sólo en atracción física, estaríamos viendo a las otras personas como “cosas” y sólo para nuestro beneficio o placer.

El amor es un acto de voluntad, es decir, yo elijo amar a alguien. La vivencia de la castidad implica que ese acto de voluntad sea diariamente repetido y responsable frente a la persona que hemos elegido para compartir nuestras vidas.

Es importante que desde la etapa del enamoramiento, del noviazgo hagan esas opciones por la persona que aman, porque cuando se casen (si llegan a hacerlo) todo lo aprendido, educado y moderado en el tiempo del noviazgo, será un pilar fundamental para mantener la fidelidad en el amor hacia el cónyuge.

Y tu última pregunta, ¿si debes controlar la atracción física? Depende en qué estado de vida estés.

Si la atracción física es hacia la persona que eliges como compañera/o y estás sin ningún compromiso, está bien!! pero siempre y cuando vaya progresando hacia un amor maduro. La atracción física sola nunca nos lleva a nada duradero.

Si por el contrario ya tienes un compromiso (enamorado/a, novio/a, esposo/a) y sientes atracción por otra persona, lo mejor es alejarse de ella y sacarla de la mente. Existen muchas personas que caen en juegos inapropiados y se ven involucrados en una relación amorosa con alguien más cuando ya tienen un compromiso. Pongamos un caso: si yo estoy comprometido/a con alguien y en mi trabajo hay un amigo/a que me hace insinuaciones sutiles o me invita a salir a solas, pues lo prudente y aconsejable es no seguir el juego y rechazar toda invitación que sea a solas.

Para concluir, recuerda que somos una unidad biológica, psicológica y espiritual. Es decir, la parte biológica (liberación de las sustancias antes mencionadas) y la psicológica (pensamientos y sentimientos hacia la otra persona) siempre hacen lo suyo, pero la parte espiritual es la que lleva el control de todo ello. Es decir, si en tu corazón está el deseo de vivir en castidad, es fundamental que guardes tus sentidos, purifiques tus intenciones y eleves tus anhelos para conquistar un amor puro y verdadero.

Verónica Ortega de Manning, Doctora en Medicina General y Cirugía.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

1 comentario

Archivado bajo Preguntas frecuentes

Una respuesta a “¿Es normal sentir atracción física por tu novio/a queriendo practicar la castidad?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s