¡Daría todo por retroceder el tiempo y no cometer los mismos errores!

Tarde o temprano, la infidelidad causa un grave daño al matrimonio. Vivir la castidad es aprender a ser fieles a nuestra futura esposo o esposa desde HOY!

Tarde o temprano, la infidelidad causa un grave daño al matrimonio. Vivir la castidad es aprender a ser fieles a nuestra futura esposo o esposa desde HOY!

Quisiera darles mi testimonio, para que les sirva a ustedes, jóvenes, para que aprendan de mis errores y los aliente a seguir por el camino del verdadero amor y la verdad.

Me llamo Melissa. Tengo 35 años. Me casé muy joven, a los 19, y mi esposo tiene la misma edad que yo.  Aunque pensábamos casarnos pronto, a los 6 meses de enamorados tuvimos que adelantar la boda por obvias razones. Es verdad que no nos conocíamos lo suficiente, pero estábamos muy enamorados e ilusionados por el bebé en camino y por la boda.

Sin imaginarnos toda la responsabilidad que tendríamos, seguimos con la decisión de casarnos por civil y religioso. Mi esposo siempre se portó muy bien conmigo, era responsable y amoroso, detallista, alegre, buen amigo, nada egoísta. Tengo que confesar que me casé enamorada, pero es el tiempo y su entrega lo que hicieron que lo llegara a amar profundamente. Hoy siento que en mi matrimonio él dio todo y yo era la que tenía un carácter complicado, era engreída, egoísta, celosa y renegona, y otros muchos defectos que nadie habría soportado.

Por otro lado en la intimidad no nos comprendimos muy bien. Yo no tenía muchos deseos con él, él era el que siempre me buscaba. Fui muy egoísta, pensaba y sentía más como “mujer” que como esposa y madre. Fue por ese egoísmo que le fui infiel a mi esposo y no una sola vez, sino varias veces y con diferentes hombres que se presentaron en el transcurso de los años. Durante mucho tiempo mantuve una doble vida, tan solo por satisfacer mis deseos sexuales.

Ha pasado ya bastante tiempo de esta vida de infidelidad. Siempre intentaba no hacerlo, no dejarme llevar tan sólo por la pasión. Le pedía mucho a Dios que me ayudara, que me hiciera fuerte y alejara de mí todo tipo de tentación, porque era consciente que estaba muy mal, que me estaba haciendo daño a mí misma, a mi esposo y a mis hijos. ¡A tanto llegó mi irresponsabilidad que aborté 2 veces! Esto es algo que me hace sentir la peor mujer del mundo, que me avergüenza, un peso que siempre llevaré en mi consciencia.

Ahora, después de casi 15 años de matrimonio y con 2 hijos, estoy cosechando los frutos amargos de mi egoísmo y falta de castidad. Mi esposo me ha confesado que ya no me ama, que todo ese sentimiento que tenía hacia mí ha ido disminuyendo poco a poco, hasta desaparecer completamente. Quiere irse de la casa y me ha dicho que no quiere ilusionarme, que por eso me trata con indiferencia, y también me ha gritado.

Yo, arrepentida y habiendo hecho un cambio en mi vida —un cambio real, porque he encontrado en Dios el verdadero amor, porque Él me hace ver las cosas totalmente diferentes—, me doy cuenta de que lo que realmente vale es el amor, los sentimientos y no el deseo ni las pasiones. Daría todo por retroceder el tiempo y no cometer los mismos errores, aunque sé que eso no es posible. Quiero enmendar mis errores y demostrarle a mi esposo e hijos que verdaderamente los amo y que son lo más valioso para mí.

Estoy a punto de perder por completo mi matrimonio y yo ahora, procurando ser una buena persona y habiendo hecho un cambio total en mi vida, lucho en silencio por él, orando mucho y dedicándome solo a mi familia.

Quiero decirles que muchas veces nos deslumbramos por algo o alguien, somos débiles y buscamos solo un placer de momento sin pensar en las consecuencias que tiene o tendrá en un futuro cercano o lejano, sin ponernos a analizar que nos hace daño y hace daño a las personas que nos aman. No es bueno dejarnos llevar por un deseo de momento. Lo que debe guiarnos en nuestras decisiones y opciones es ese sentimiento que es espiritual y que nos lleva a otro tipo de entrega, una entrega que implica sacrificio y renuncia de lo que de momento puede producirnos mucho placer pero que nos hace tanto daño a nosotros y a quienes más amamos. Esa es la entrega, una entrega espiritual, la que al final es la más valiosa, y la única que traerá frutos buenos.

Yo me di cuenta muy tarde, mi esposo siempre me ofreció ese amor desinteresado, puro, no un amor basado en el sexo. He aprendido esta lección tan importante, que comparto con ustedes para ahorrarles tanto dolor y sufrimiento, y ahorrárselo a sus futuros hijos: lo que realmente importa es el amor auténtico, que está hecho de entrega sincera, de fidelidad, de sacrificios y renuncias al propio egoísmo para darle al esposo o a la esposa lo mejor de uno mismo.

¡Queridos jóvenes, les ruego que aprendan de mis errores! ¡Luchen por conquistar el amor verdadero y para ello vivan la castidad desde ahora! ¡Sean conscientes de que la fidelidad se construye día a día, y se construye en lo secreto, donde “nadie te ve”! La verdad es que las decisiones que hoy tomes “por diversión”, o por “pasarla bien”, traerán consecuencias graves a tu vida y a la de tus seres queridos. ¡Piensa en tu futuro y en el futuro de tu familia —y de tu futura familia— y no te dejes llevar por el placer del momento! Piensa que el matrimonio hay que respetarlo y alimentarlo día a día, empezando hoy, incluso cuando quizá no has conocido a quien vaya a ser tu futuro esposo o esposa. Honrar desde ya a tu futura esposa, a tu futuro esposo, es lo mejor que puedes hacer.

Ahora he aprendido a orar y ruego a Dios que me dé una última oportunidad para salvar mi matrimonio, para que pueda reconciliarme y perdonarnos con mi esposo y juntos sacar adelante este hogar, inculcando a mis hijos el verdadero amor.

Por favor, eleva tú también una oración por mí, por mi esposo y por mi matrimonio…

M., 35 años.

Artículo relacionado: “Cometí el peor error de mi vida: le fui infiel a mi esposo”

Testimonio escrito para La Opción V

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

14 comentarios

Archivado bajo Artículos, Testimonios

14 Respuestas a “¡Daría todo por retroceder el tiempo y no cometer los mismos errores!

  1. Ana María Chumpitaz

    Cuenta con mis oraciones para alcanzar misericordia, el que esté libre de culpas que tire la primera piedra. Todos hemos equivocado el camino de una u otra manera y toca aceptar las consecuencias de nuestros actos. Buen testimonio, ánimo y adelante.

    • Gracias Ana Maria y Evelyn es duro leer mi testimonio siempre me admiré y pensé que la separación no era para mi, pero ya ven, estoy pagando mis malos actos. Espero que también sus oraciones ayuden ablandar el corazón de mi esposo y me dé la oportunidad y perdone mis errores.

  2. Evelyn

    Cuenta tambien con mis oraciones, gracias por tu testimonio!

    • Gracias Ana Maria y Evelyn es duro leer mi testimonio siempre me admiré y pensé que la separación no era para mi, pero ya ven, estoy pagando mis malos actos. Espero que también sus oraciones ayuden ablandar el corazón de mi esposo y me dé la oportunidad y perdone mis errores.

  3. Me tranquiliza saber que has decidido tomar el camino de Dios para remediar tu pasado, con ayuda de los sacramentos y confianza en Él, no te faltarán fuerzas para seguir adelante. Reconocer tus errores e intentar remediarlos es un ejemplo para todos nosotros, gracias. A pesar de todo no olvides vivir la pureza de la mano de Nuestra Madre del Cielo modelo de virtud y amor, Ella sabrá guiar tus pasos. Ánimo y que Dios te bendiga.

  4. karina

    hola melissa, yo tambien rezare por ti y por tu familia, aunque no tengo el agrado de conocerte pero lo hare , digo el agrado porque nosotras somos muy valiosas para Dios,en este tiempo de cuaresma ofrecere tus intenciones por tu familia y por ti . ánimo porque no estas sola, un beso y un abrazo enorme a la distancia.

    • Karina, aunque no nos conozcamos te agradezco tus buenas intenciones, gracias a este medio me doy cuenta el buen corazón de las personas, es tiempo de cuaresma y estoy muy entregada como nunca a Dios, ora por mi por favor. Bendiciones para ti

  5. Maria Elena

    Hola Melissa, que alegria que encontraras el verdadero camino y sobre todo que te encontraras a tí misma. Ten por seguro que no perderas a tu esposo ni a tus hijos Dios siempre quiere lo mejor para nosotros , recuerda lo que DIOS A UNIDO NO LO SEPARA EL HOMBRE . .. son tiempos dificiles pero llenos del amor de Dios que te impulsa a mostrarte como eres por el bien de tu familia . Rezare por tu familia sobre todo por tu esposo para Dios lo ilumine .Que Dios te bendiga y nuestra madre la virgen de Guadalupe te protegan siempre.

    • Maria Elena Dios te escuche y no pierda a mi esposo, mi matrimonio porque no solo sufriría yo sino lo mas importante mis hijos, gracias de corazón por tus intenciones, el solo hecho que se hayan tomado su tiempo para contestarme y darme unas palabras de aliento. Eternamente agradecida. Un abrazo Maria Elena.

  6. Querida Melissa. A veces entender los planes de Dios cuesta y el verdadero amor se forja en el crisol. Quizás este tiempo sea para que ambos purifiquen ese amor que se tienen. Sigue confiando y rezando mucho. El sacramento del matrimonio nos da una gracia muy especial y estoy segura que Dios ahora, más que antes, los está ayudando y guiando. Mis oraciones y como decía el Padre Pio: Reza, confia y espera.

    • Veronica gracias por tu tiempo, y espero que Dios depare algo mucho mejor para nosotros, pedí siempre que me mandara una prueba para cambiar y así sucedió, y esto me ha servido para cambiar por completo; y tengo fe que mis oraciones darán fruto.
      Bendiciones!

  7. mariana

    han pasado dos años desde que publicaste tu historia…. yo vivo una situacion igyual solo ke mi infidelidad solo fue por facebook nunka ubo contacto ni sikiera lo conoci pero mi esposo se entero aun vivio con el pero el no me ha perdonado….. kiero saber si en estos dos años has logrado recuperarlo …. y si me puedes orientar en que hacer …gracias

  8. Yo

    Hola amigos, hoy compartiré con ustedes lo que hoy en este 2016 vivo. Espero de corazón alguien quiera leerme y ojalá rezaran y pidieran a Dios nuestro señor por mi, les cuento, en mi camino encuentro a un hombre maravilloso, divorciado y lleno de amor, lo conozco y en el pongo toda la esperanza de juntos y felices para siempre. Dios a ambos nos envía un valioso regalo y yo a él al anor de mi vida se lo entrego de corazón un hermoso ser empieza a crecer dentro de mi, pero no todo era lindo, el muy celoso y yo no entendía porque el no podía dejar de ver a su ex esposa y a sus hijos, claro yo sin hijos era difícil lograr enteder ese vínculo. Aun con ciertas diferencias no podía negar que él me amaba con todo su corazón. Antes de tener a mi bebé aborte tres veces porque según yo no era nuestro tiempo, sé que no hay perdón, pero cuando me sentí lista y convencida me embarazo y él se va. Triste pero así fue no estuvo en el nacimiento de lo que fue nuestro mayor deseo y sueño consolidar nuestro amor. Y bueno el no estuvo después conoce a nuestro hijo y después tristemente me envía un correo en el cual me dice ” soy de lo peor busca una buena familia y rehagan su vida” para mi esto fue la muerte, la tristeza me embargo y con mi niño en brazos lloraba porque todo lo que él era para mí había desaparecido, el amor, la confianza, el respeto todo lo había perdido y yo sin saber porque, sabía que yo había sido soberbia, orgullosa y poco humilde y que seguramente el se había aburrido de esto, en fin. Para mi está decepción, no me justificó, pero fue muy dolorosa y entonces ya como él término conmigo empiezo a salir con un hombre de mi oficina, del cual no hay nada sólo quería hacer lo que mi esposo me pedía olvidarme de él. Y así continuo esta relación en la que hoy a ustedes a quienes no tendría porque mentir nunca hay más haya que besos y salidas a distraerme. Mi esposo regresa y comienza a reconquistarme como decir que no cuando yo lo amaba con todo mi corazón, una cita con él y bendito Dios quedó embarazada de un segundo bebé, que bendición la más grande en mi vida yo feliz. Pero si había un pero estaba la otra persona que si bien no había nada estaba este otro ahí, así que me arme de valor y hable con este segundo quien lo entendió muy bien, pero hay que ser tonta muy muy tonta para no actuar de tajo, así que un día muy feliz inmensamente feliz por mis ultrasonidos encuentro a este segundo y por pena, compromiso o estupidez le digo que salgamos no sé porqué lo hice enojo tal vez porque mi marido aún se seguida distanciando y su indiferencia no la entendía o sólo por estupidez, en fin salimos y mi marido observa a lo lejos que le doy un beso en la boca, prometo que fue solo eso, regreso a casa y él mi marido está ahí enojado, y todo todo termina, mi bebé no nace porque presentó problemas y mi mundo junto con mi bebito se destruye me hundo en el sufrimiento y lo peor sola porque mi marido se desaparece y ni a nuestro otro hijo quizo ya ver. Hoy les juro que no saben lo que sufro, de esto tiene ya 5 años y no logro superarlo estuve aún cargando el dolor de nuestro bebé muerto y hoy ya consciente vivo la lejanía de mi esposo, el sufrimiento y culpa es muy grande yo no logro aún perdonarme, a él y de la culpa que pueda tener de nuestra separación la he perdonado, solo por una cuestión lo sigo amando si increíble lo que viví creo nunca lo volveré a tener, hoy asumo mi responsabilidad y después de varios años creo he hecho lo que me correspondía le marque, tarde tal vez le pedí perdon. Hoy humildemente se que no hay más a su lado lo volví escuchar sólo por teléfono y se que se acabo todo y eso me duele irremediablemente. Mentiría si yo les dijera que no sueño regresar con él, pero se que esta decisión no está en mi, sino en Dios nuestro señor quien es quien tendría que ablandar su corazón. La fe mueve montañas y hoy perdería oraran por mi, por mi hijo y por el hombre quien me amo con todo su corazón y a quien yo amo con todo el mio. No tengo a nadie mas a quien pedir una oración y que pase lo que Dios crea más conveniente. Gracias amigos y ojalá alguien me lea y rece por mi para que o regresemos o logre sanar mi corazón. Esta es mi historia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s