El día de San Valentín 36 jóvenes realizan su promesa de castidad en Manta, Ecuador

36 jóvenes Valientes que han hecho una Opción por vivir la Virtud de la Castidad!

36 jóvenes Valientes que han hecho una Opción por vivir la Virtud de la Castidad!

El pasado miércoles 14 de febrero, el día de San Valentín, se llevaron a cabo en la Parroquia “Sagrado Corazón” de San Pablo de Manta (Ecuador) las primeras Promesas de Castidad, donde participaron cien personas entre fieles y miembros del Movimiento de Vida Cristiana (MVC) de esta ciudad.

Estas Promesas de Castidad, tuvieron como finalidad alentar a los jóvenes en la vivencia de esta virtud, como un medio para testimoniar una vida cristiana centrada en un amor auténtico. Fueron 36 jóvenes quienes hicieron la promesa de vivir la castidad según su vocación particular, los mismos que participaron en charlas formativas que los ayudaron a conocerse y valorarse rectamente para vivir esta virtud.

Esta ceremonia se realizó en el marco de la celebración de la Santa Misa, la misma que estuvo presidida por Monseñor Eduardo Castillo, Obispo Auxiliar de Portoviejo. En su homilía alentó a los jóvenes a “vivir heroicamente la castidad, tan necesaria para crecer en una experiencia cristiana cada vez más plena, respondiendo a un amor auténtico que anuncie a Cristo en las realidades cotidianas”.

Entre los asistentes estuvo una delegación del Consejo General del Movimiento de Vida Cristiana de Ecuador, quienes acompañaron en la preparación y formación de los jóvenes para realizar esta promesa.

TESTIMONIOS:

En el MVC tome la decisión de hacer la promesa y siempre – a pesar de las dudas – tuve claro que la haría y que nada debía cambiar esa decisión. Escuchando las charlas, yo pensaba si podría cumplir mi promesa o no, pero todas esas dudas se acababan cuando pensaba ¡soy yo la que debo optar, no los demás! ¡Es mi cuerpo y es mi decisión, sola o acompañada la haré! así que el 14 de febrero hice mi promesa y no me arrepiento de ello. (María Alejandra Aguilar Murillo, 17 años)

“La pureza trae la dicha plena al ser humano”. Cuando llegó el tema de la castidad aquí a Manta, creo que fue bastante sorprendente, ya que aunque realmente tenía la necesidad de conocer más acerca del tema, me resignaba a no vivir la castidad porque lo veía como algo inalcanzable, sin darme cuenta que es una virtud que todos podemos alcanzar. Creo que el momento en el que más dudé fue el mismo día de las promesas, donde fui confesarme con mis hermanas de agrupación. Al momento de la confesión quedé maravillada, creo que los consejos que recibí de parte del Padre fueron muy reconfortantes, recordaré siempre lo que me dijo: “No es decirle a Dios: Señor prometo que nunca más volveré a hacer esto, es decir Señor te prometo que lucharé con todas mis fuerzas no volver a caer y aunque caiga siempre me levantaré para poder seguir siempre con amor hacia ti”. (Kerlly Camila Mendieta Torres, 14 años)

Gracias a las Agrupaciones Marianas yo tenía muy claro el camino que debía tomar antes de iniciar las charlas sobre la castidad; asistí a las charlas y aprendí el verdadero significado de la castidad que me sirvió como formación indispensable para tomar la decisión de hacer las promesas. Cuando les comenté a muchos amigos sobre las promesas de castidad que iba a hacer, todos reaccionaban de la misma manera, como si frente a ellos estuviese un loco. Al ver que ni siquiera uno de ellos me decía que estaba bien lo que iba a hacer, me cuestioné mucho si iba a ser capaz de lograrlo, pero huía de la decisión final cada vez que aparecía en mi mente. Luego de recibir a Cristo en la Eucaristía sentí como si mi criterio sobre las promesas se había restablecido, sabía que era una manera de prepararme y demostrarle al Señor que yo sí soy capaz y que no importa lo que la gente opine, pues es mi elección y una manera más hacia la felicidad que tanto anhelo. Luego de haberlas hecho me siento muy agradecido y sé que este año debo prepararme, orar, servir, amar y dejarme amar por Dios. (Jose Carlos León, 18 años)

3 comentarios

Archivado bajo Promesa de castidad

3 Respuestas a “El día de San Valentín 36 jóvenes realizan su promesa de castidad en Manta, Ecuador

  1. A.J.

    Queremos hacer esto en Piura, por favor….orientennos por favor

  2. Alejandra Aguilar Murillo

    Muy hermoso ♥

  3. Elizabeth Guillen de Ruiz

    La ceremonia fue muy hermosa, los muchachos se prepararon con mucho entuciasmo solo miren sus caras en la foto.
    Tengo el orgullo de ser la madre de dos niñas allì presentes, son un grupo de jòvenes valientes, entregados a lo que hacen y demostrando que si se puede vivir la santidad de muchas formas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s