“¡Ésta página ha cambiado mi vida!”

Si las cosas no han salido como has querido, no significa que no se puede volver a intentar. Dios siempre te da la gracia para ponerte de pie, para continuar y demostrar que ¡sí se puede!

“Si las cosas no han salido como has querido, no significa que no se puede volver a intentar. Dios siempre te da la gracia para ponerte de pie, para continuar y demostrar que ¡sí se puede!”

Quiero felicitarlos por esta página que no solo está cambiando la vida de muchos jóvenes –obvio que me incluyo– sino también me ha recordado que ¡mi NO puede hacer una diferencia!

Quiero contarles que vengo de una familia católica, 100% activa en las cosas de la iglesia. Tuve una adolescencia muy sana por mis buenas bases cristianas y morales. Recuerdo que cuando tenía 16 años tuve un novio 7 años mayor que yo, al que llamé al orden y le dije que NO porque quería llegar virgen al matrimonio. Era un deseo en mi corazón. Él respetó mi postura, pasó el tiempo y terminamos por otros temas.

Yo seguía activa y liderando grupos de jóvenes católicos,  pero con el tiempo llegó un momento en el que creo que me volví más permisiva, las influencias de los amigos y mi entorno me hizo pensar que si todo el mundo lo hacia podía ser “normal” y eso me llevó a pensar que podía renunciar a mi opción de esperar hasta el matrimonio. A los 20 años tomé la decisión equivocada con un novio y empezó una vida distinta para mí. Pasé a tener una relación en la que yo no era feliz pero quería hacer “feliz” a mi pareja. Pensé que entregándome a él tendríamos una relación que finalmente “nos haría felices” a los dos. Pero vivir así me dolía demasiado, porque yo misma me forzaba a llevar una doble vida, que a la luz de Cristo es imposible.

Con el tiempo acepté que esa no era la manera como yo quería vivir, sencillamente no soportaba vivir deshonrando a Dios y deshonrándome a mí misma. Así que decidí abandonar esa forma de vida.  Reconocí que estaba mal y que necesitaba ayuda, decidí vivir un tiempo sola para rencontrarme y definir nuevamente mi camino.

Hoy ya no es igual: no soy virgen, pero hoy sé que vale la pena más que nunca luchar por vivir una nueva virginidad, que es la que Dios te regala cuando vuelves a Él. He adquirido no un compromiso conmigo sino con Dios de hacer las cosas bien y guardarme por Él para –si es su voluntad– poder entregar a mi esposo un amor de sacrificio, lealtad y confianza, nutrido del amor a Dios.

Este año viví sola en un país que no es el mío y cuando encontré esta página me sentí motivada y comprendida. ¡No se imaginan lo difícil que es reconocer que necesitas ayuda cuando eres un referente para los demás y todos te miran como un ejemplo a seguir (yo dirigía grupos, daba retiros, dirigía un programa en la TV)! Pero también entendí que soy humana y que me puedo equivocar –con decir esto no pretendo justificar lo que hice– y que por eso mismo uno debe saber reconocer con humildad que necesita ayuda siempre. ¡No por ser un referente o “ejemplo” no se necesita de nadie! Al contrario, creo que somos los que más necesitamos de ayuda, porque las tentaciones se hacen más fuertes.

Dios tuvo misericordia de mí y puso a un sacerdote en mi camino. En ese momento Dios salió a mi encuentro y me liberó de mi angustia. Este sacerdote me ayudó a encontrar el perdón de Dios, con la confesión sacramental me purificó y me regaló una nueva virginidad. Así pude volver de nuevo al camino correcto.

Actualmente no he compartido en público mi experiencia y compromiso personal. No es fácil, pero sí lo he hecho con amigas que están en una etapa de decisión, y esta página me ha ayudado muchísimo. Por hobby estoy en los medios de comunicación y estaré buscando información de ustedes para promover en mi país La Opción V. ¡Ánimo! ¡Sigan adelante! ¡Y definitivamente vale la pena saber decir NO para hacer la diferencia!

Si las cosas no han salido como has querido, no significa que no se puede volver a intentar. Dios siempre te da la gracia para ponerte de pie, para continuar y demostrar que ¡sí se puede! Mi mejor consejo es que seas humilde, que busques ayuda y ¡jamás te des por vencida!

¡Muchas bendiciones en este 2013! ¡Que Dios les siga abriendo puertas por intercesión de mamita María!

Un cariñoso abrazo,

LACH.,  25 años, Guatemala.

Testimonio escrito para la La Opción V:
https://www.facebook.com/LaOpcionV
https://laopcionv.wordpress.com

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

2 comentarios

Archivado bajo Testimonios

2 Respuestas a ““¡Ésta página ha cambiado mi vida!”

  1. La felicito mucho por su testimonio. Gracias. Esto creo que ayudará a muchos jóvenes para que puedan aclarar sus dudas. El amor no es solamente un sentimiento, no es solamente una ilusión, es atambien decisión. Conocer a Dios, conocer a Jesús, te ayuda a ver el noble ideal, lo que se debe hacer que es aquello que es correcto y decir la verdad. Pero ojo la verdad con delicadeza porque a veces decie la verdad asi por así se puede causar daño también. Creer y conocer a Dios, conocer cómo El amo,te ayuda a realizar lo mismo y ser coherente con la Fe. No es fácil, es difícil, pero ya veo que con El puede ser posible. Por tanto conocer a Dios´para poder amr como El ha amado. Sólo así construiremos una sociedad más justa y muchos concerian lo que realmnet es amor: Perdonar, comperder, respetar, escuchar, soportar, sacrificio, entrega total…la cuual la única garantía es en el matriminio y pruto de esa entrega plena…la alegría de una nueva Vida. Muchas Gracias.

  2. La felicito mucho por su testimonio. Gracias. Esto creo que ayudará a muchos jóvenes para que puedan aclarar sus dudas. El amor no es solamente un sentimiento, no es solamente una ilusión, es también decisión. Conocer a Dios, conocer a Jesús, te ayuda a ver el noble ideal, lo que se debe hacer es aquello que es correcto y decir la verdad. Pero ojo la verdad con delicadeza porque a veces decir la verdad así por así se puede causar daño también. Creer y conocer a Dios, conocer cómo El amo,te ayuda a realizar lo mismo y ser coherente con la Fe. No es fácil, es difícil, pero ya veo que con El puede ser posible. Por tanto conocer a Dios´para poder amar como El ha amado. Sólo así construiremos una sociedad más justa y muchos concerian lo que realmente es amor: Perdonar, comperder, respetar, escuchar, soportar, sacrificio, entrega total…la cual la única garantía es en el matriminio y fruto de esa entrega plena…la alegría de una nueva Vida. Muchas Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s