¡Luego de la amargura ha vuelto la alegría a mi vida!

Luego de la amargura, ¡ha vuelto la sonrisa a mi vida!

Luego de la amargura, ¡ha vuelto la sonrisa a mi vida!

¡Hola a todos! Luego de leer el testimonio de Giuliana, yo también quiero compartirles algo que desde hace mucho tiempo he estado pensando. Hace ya unos meses tomé la decisión de hacer una promesa de castidad. Todavía no ha llegado el momento de hacerla explícitamente, pero hasta ahora, aunque no ha sido fácil, ese anhelo se mantiene muy firme. Se preguntarán: ¿Por qué no ha sido fácil? Bueno, hay muchos factores, uno de ellos es que cada vez que le comentaba a una amiga, ella me miraba de una manera muy rara, no me hacía sentir mal, sino que creo que ella pensaba que era una ridícula porque la castidad era cosa del pasado y cosas así. Pero me ponía a pensar, sin juzgar: ¿qué clase de amigas tengo? Yo solo sonreía y les decía que con el tiempo sabrían más… Bueno, ese tipo de cosas a mis 19 años me desequilibran un poco, pero dentro de mí constantemente me repetía: “vas bien Sofía, ¡vas muy bien!”

Yo hace algún tiempo también pensaba como ellas, pero ahora he cambiado mi perspectiva, porque he entendido que la castidad tiene que ver con tu presente y con tu futuro.

Sin importar lo que pasé antes, he entendido que todos somos dignos de ser amados y amar verdaderamente, y ahora estoy convencida de que la única manera de alcanzar eso es viviendo la castidad. Ese es el fin que día a día me motiva a ir contra la corriente, a subir cada día mis estándares. Cada día es para mí un nuevo día, y sé que hay que avanzar así: “day by day”.

También rezo cada día por el amor de mi vida, sea quien fuere que sea. Ahora estoy sola, ¡y no me desespero! Rezo porque esté bien y porque siempre haga las cosas bien. Al hacer esta opción por la castidad desde ya estoy amando a mi futuro esposo, porque me estoy forjando para que cuando estemos juntos, nuestro amor sea único y exclusivo, sólo él y yo para siempre.

Si tú, que estás leyendo esto, aún no tomas la decisión de ir contra la corriente, ¡ANÍMATE! Yo, rezaré por ti… sí, ¡por ti! ¿Y sabes por qué? Porque también yo estaba en la misma indecisión hasta que empecé a leer los testimonios de este Blog de La Opción V, y eso me ayudó muchísimo a dejar atrás el pasado y empezar una nueva vida. Al leer los testimonios, me sentía totalmente identificada y encontraba las respuestas a tantas preguntas que me estaba haciendo.

Ahora estoy convencida de que el amor verdadero existe, pero que hay que saber buscarlo y cultivarlo mediante la pureza y castidad. ¡Es tan evidente! También les puedo decir que al hacer esta opción —¡y me ha costado y sigue costando ese ir contracorriente todos los días!— he mejorado como persona. Ya me siento diferente, en paz conmigo misma, y muchas personas que han visto el cambio de mi sonrisa me lo comentan. Ahora tengo un motivo muy bueno para sonreír. Luego de la amargura ha vuelto la alegría a mi vida, y ahora siento que estoy viviendo una vida de acuerdo a mi fe, coherente en mis actos. Claro que he tenido traspiés, pero ya no me abato como antes, ya no me desespero, ahora pido perdón a Dios, me corrijo y sigo caminando. Y en este camino seguiré invitando a mis amigas y amigos a buscar el amor que tanta falta les hace allí donde verdaderamente se encuentra.

Espero que mi testimonio te ayude a tomar el coraje, si no lo has hecho ya, de ensayar este camino contracorriente, el camino de la virtud de la castidad, el camino que —como estoy segura por lo que yo misma estoy experimentando— te traerá inmensos beneficios de los que podrás gozar a corto y largo plazo.

Y si ya has tomado esta opción, espero que mi testimonio te aliente a nunca dejar la lucha y a saber que no estás sola, o solo: seremos cada vez más los jóvenes que libremente hagamos la opción por vivir la castidad, porque necesitamos gritarle a las nuevas generaciones que lo que los va a hacer felices no es el “sexo libre”, sino el amor puro y verdadero.

Sofía P., 19 años, Perú.

Testimonio escrito para La Opción V

Sofía ha escrito también un comentario al libro Feminidad pura, así como un nuevo testimonio: ¿Quién ha dicho que no se puede vivir la castidad?

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de La Opción V. Pueden ser difundidas libremente, por cualquier medio, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

2 comentarios

Archivado bajo Promesa de castidad, Testimonios

2 Respuestas a “¡Luego de la amargura ha vuelto la alegría a mi vida!

  1. FELICIDADES!!!!! IR CONTRACORRIENTE SIII NUNCA VOY A OLVIDAR ESA PALABRA, SIGUE SONRIENDO =)

  2. Gracias Sofia, muy lindo testimonio; yo tambien rezare por ti! ak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s