¿Es bueno ir a la disco, si has decidido vivir la pureza?

El perreo, tipico baile en las discotecas... tambien conocido como baile del "sexo con ropa"

El perreo, tipico baile en las discotecas… tambien conocido como baile del “sexo con ropa”

Hace poco una amiga me invitó a salir a una fiesta por su cumpleaños. En realidad ya casi no la veía mucho. También fueron las “amigas” que por un tiempo se alejaron de mí cuando decidí seguir al Señor, vivir mi fe católica con coherencia. La verdad es que cuando me invitó pensé si era prudente ir o no, si me haría bien o no.  Decidí ir por mi amiga, y porque pensé que ir a la fiesta sería una buena ocasión para recuperar la amistad con ellas. Aunque creo que todas esas decisiones no fueron más que una excusa: la presión social pudo más que todo.

Luego de decidir ir vino la pregunta: “¿y ahora que me pongo?” Ellas mismas “me ayudaron” a elegir mi ropa. Lo que me recomendaron no me gustó desde el comienzo: ¡una falda bien corta y apretada! Aunque ellas me decían que se me veía muy bien, yo me sentía muy incómoda por dentro. Y a pesar de que yo les decía que a mí me parecía que la falda era muy corta, ellas insistían y me decían que para verme más alta –es que soy bajita– debía usar la falda más corta y apretada, así mis piernas se verían más largas. Y así, sin luchar mucho y dejándome llevar nuevamente por la presión, cedí. Esta vez las “razones” para convencerme eran: está “de moda” y “para todas es normal” usar ese tipo de faldas.

Es muy cierto que muchas de nosotras solo buscamos llamar la atención de los chicos con un vestido muy pequeño, eso sucede porque no estamos seguras de nosotras mismas. Si lo estuviéramos, me pregunto: ¿sería necesario llamar la atención de esta forma? Yo pienso que lo más importante es vestirnos para nosotras mismas, que nos sintamos bien y cómodas con lo que usemos.

Llegamos a la disco –allí era la fiesta– y, efectivamente, ahora todas usan la falda corta y apretada, así como también escotes muy insinuantes. Cuando las vi me dije a mí misma: “pucha, ¡yo no quiero verme así!”

Antes de entrar a la disco me había hecho la idea de divertirme bailando solo con mis amigas. Sin embargo llegó un momento en el que bailábamos ya en parejas, cada una con un chico que había conocido allí esa noche. Yo estaba tranquila al bailar salsa y latin con el chico que conocí, pero luego pusieron reggaetón y el baile se puso más comprometedor. En ese momento era o irme sola y no bailar o dejarme llevar, según yo, “bailando tranquilo”. Igual no fue nada tranquilo. Al momento que el chico me volteó y hubo contacto físico, mi cara y mis ánimos cambiaron por completo. Mientras seguíamos bailando yo de espaldas y él pegado a mí abrazándome, miraba a una amiga como implorándole que me saque de esa situación. Es que antes de ir a la fiesta le había pedido que me cuidara, pues ella sabe que he hecho una promesa de pureza y que ya no soy de salir mucho a fiestas para no exponerme a situaciones como esas. En ese momento en el que yo no tuve el valor ni la decisión para salir de esa situación por mí misma, ella tampoco se dio por enterada. Ahora sé que yo misma debo ser la que me cuide, porque nadie lo hará por mí.

Decía que a mis actuales 18 años ya no soy de salir mucho a fiestas porque antes de conocer al Señor yo bailaba de una forma muy provocadora, estimulando sexualmente a mi pareja de baile. En realidad, desde que tengo uso de razón era normal bailar así. Luego empecé la preparación para la confirmación y sin darme cuenta, por estar yendo a mis reuniones, deje de ir a las fiestas. La verdad, ya no me parecía tan divertido ir a la disco como las cosas que hacía con este grupo de amigos y amigas. Siempre había algo interesante que hacer, era un tiempo para formarnos y también para divertirnos sanamente, sin tener la necesidad de recurrir a la música ensordecedora, al alcohol, a los bailes sensuales y casi eróticos.

Recuerdo que desde los 15 veía a varias chicas de mi cole que bailaban de una forma chocante: el chico simplemente se recostaba en la pared y la chica “le bailaba” volteada. Entonces solo sentía pena por ellas, y más pena escuchar como los chicos y las chicas hablaban mal de ellas a sus espaldas, de cómo bailaban tan groseramente. Pero nadie les decía nada, y los chicos se “beneficiaban”.

En la disco a la que fuimos el ambiente no era para nada sano. ¿Lo es en alguna? Al momento de bailar de espaldas con este chico y permitir el contacto físico no sabía qué hacer, a pesar de saber que me sentía demasiado incómoda. El chico simplemente se excitaba conmigo y yo me prestaba para eso sólo por no ir “contra la corriente” y para no quedar mal con mis “amigas”, con esas “amigas” que no estuvieron conmigo en las malas y que encima me abandonaron por seguir a Dios.

Al terminar la fiesta y ya en camino a casa yo les decía que no me sentía bien por cómo había bailado. Ellas me decían que no exagerara, que no había hecho nada malo, que eso era “normal”.

Ahora reconozco que me dejé llevar sólo por quedar bien con ellas, y al hacerlo abandoné a mi Amigo verdadero, al Señor Jesús.

De los errores se aprende: sé que si he hecho una opción por vivir la pureza no es sano que me exponga yendo a  lugares en los que degradan la dignidad de las mujeres, y que yo valgo demasiado como para poder estar mendigando el reconocimiento de ciertas “amigas” que tan solo me aplauden cuando hago lo mismo que ellas, sin importar si me daño o no, y rechazándome si decido pensar de otra forma.

Desde ahora debo esforzarme mucho en fortalecer mi pureza y escoger bien a qué lugares voy a salir para no exponerme de esa forma.

L.S., 18 años, Perú.
* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

7 comentarios

Archivado bajo Preguntas frecuentes, Testimonios

7 Respuestas a “¿Es bueno ir a la disco, si has decidido vivir la pureza?

  1. Christian

    Bueno, aunque mis pensamientos pueden ser errados, espero que de algo sirva mi opinión:
    He leído todo y te comprendo, no soy mujer, pero he ido con amigas que son como mis hermanas que no me gusta cuando están en esa situación, al igual que con amigos que han tenido el mismo comportamiento que tu describes sobre los chicos.

    Yo tengo el mismo problema que tu acerca de las fiestas, pero cada día comprendo más que negarse a todo circulo social no es lo correcto, no digas que tu te vas a cuidar sola, Jesús mandó a sus discípulos a predicar en grupos de 2 a diferentes lugares, así mismo Dios nos envía compañeros en la batalla, así que con ayuda de tu silencio encuentra una amistad verdadera que te acompañe en esos momentos.

    Te digo que te acompañe en esos momentos porque tienes que entender que divertirse y bailar no es malo, lo malo es como muchos utilizan el baile de una manera insana; tu debes ser luz y prepararte para ser testimonio incluso en una fiesta o en una disco. Te lo comento porque he tenido muchos instantes de diversión sana en fiestas y discotecas con mis amistades, hombres y mujeres. (Como el reggaeton lo único que dice es tontería, nos remitimos a solo bailar chistoso para divertirnos mas y olvidar la impureza o simplemente no bailarla y esperar a la salsa, merengue y hasta la electrónica a veces ), recuerda que en los gestos y en la mirada puedes encontrar mucho, y te puedes comunicar mucho, estudio teatro y pienso que si el cuerpo se lo utiliza bien y con medios (como la música) se puede llegar a tener una comunicación muy divertida y sana.

    No te encierres, abre tu corazón y tu carisma, recuerda que ser cristiana no se trata de encerrarte en un cuarto porque el mundo esta lleno de pecados, crea herramientas y armas (virtudes) para el combate que tendrás todos los días de tu vida.

    Si no aprendes a estar en el mundo lleno de pecado sin ser del mundo, tus caídas serán mas fuertes y mas dolorosas y puede haber un punto en que abandones tu conciencia.

    Espero que continúes en la lucha, obtengas tus herramientas necesarias y tu equipo de amistades verdaderas para luchar en tu camino hacia Dios.

  2. Se podrá conversar en una disco?, evangelizar? y si se pudiera evangelizar, de que forma podría hacerce?, Bueno, las pocas veces que he ido, trato de hacer esto : llevo la alegría que Jesucristo ha dejado en mi corazón, No me enbriago, ni tomo, solo brindo dos o tres vasos, no mas, porque también puedo evangelizar de esta forma, porque hoy en día el mundo te dice que si no te emborrachas, no la vas a pasar chevere, PERO ESTO ES MENTIRA. Yo desde que llego a una discoteque, sin tomar me vacilo, hasta que mis pies ya no dean mas.
    El perreo es uno de tantos ritmos y por último SOMOS LIBRES y por ende, sabemos lo que hacemos, pero tampoco seamos extremistas. Además que a las ovejas perdidas hay que salir a buscarlas, porque ellas no llegarán a nuestro camino. He dicho CASO CERRADO : jajajajajajajajaj Bendicionessssssssssss

  3. Angeles

    Yo te entiendo porque tambien tengo ese afan de conservar la pureza,con mi ex tuve discusiones porque el muy a pesar de ller el catecismo y estudiar apologetica ustarle toda esa rama de la religión y tambien muy a pesar de sus alardes de ser un “chico caballero,que tambien quería conservar la pureza” ,muy a pesar de ello su concepto de pureza radicaba mas en abtenerce solo del sexo pero los besos en el cuello,esos besos ya algo comprometedores ,para él no era”nada malo”;sin embargo para mí si lo son ,cedí un par de veces pero al ver que cuando le decía que no me siento mal con ese tipo de besos,el no lo tomaba tan bien,,me respetaba si y dejaba de darlos por un tiempo pero con molestias muchas veces y otras normal,pero despues de un tiempo quería volver a lo mismo hasta que un día le mande mi “discurso y me puse firme y le dije que si no le parecía,que se busque otra,asi de fría como el me dijo en ese entonces..desde ahi me respeto mas pero se fue distanciando hasta que termino la relación y la verdad yo le agradecí y le agradezco a Dios porque con el pasar de los meses me dí cuenta que si bien él tuvo la intención de respetarme ,su intención no fue al 100% sino a un 60 % y si,al igual que tú me sentía mal despues de esos besos comprometedores en el cuello ,no podía dormir pero como cuentas Jesús es el mejor y él me dio fuerzas,comprendió mi debilidad al no ser firme desde un principi y ahora sigo aqui mas fuerte aun para defender mi pureza,sin noio pero con mi pureza intacta 🙂 y feliz..y por eso entiendo tu malestar en la disco y te agradezco por compartir tu experiencia ,pero no olvides lo que mas arriba te han dicho ir a la bailar no es malo siempre y cuando tengas la suficiente voluntad y fuerza de decir NO a cosas que manchan tu pureza 😉 sigue adelante y Bendiciones..rezale siempre a la Virgen porque ella es la mas pura entre las puras y te regalara la voluntad que necesites ;)..Abrazos.

  4. V.P.

    No se puede generalizar, ni caer en absolutismos de corte maniqueo: no todas las discotecas son malas, yo he estado en muchas que no son antros de satanás… tal vez porque soy mayor y frecuento discotecas distintas, pero en muchas hay ambiente tranquilo y música adecuada. Quienes recién están experimentando un proceso de conversión a veces tienden a ver todo lo del “mundo” con ojos negativos, pero la edad, la exdperiencia y el camino de conversión te van demostrando que los cristianos debemos ser masa en medio del mundo, salvo en casos en que sea intrínsecamente malo (pienso en un prostíbulo por ejemplo), pero la discoteca en sí misma no es un espacio diabólico. Depende dónde vayas y tu propia actitud…

  5. María Isabel

    Bueno, ya somos dos a quienes no nos gustan las discotecas, a mí no me pasó igual, a mí literalmente me forzaron….¡Atrevido!!, ni siquiera se molestó en preguntarme si quería bailar con él, ya veo por qué( no le hubiese dicho sí), yo bailaba sola, era la fiesta de graduación y cuando me estoy dando la vuelta de baile, me doy cuenta con la sorpresa de que por atrás mio un muchacho intentaba “bailar así ” con migo …yo nada ni siquiera lo noté…¡me fui asustada y gracias a Dios el no lo volvió a intentar…qué pensó que lo aceptaría…mira ,…he notado algo a mis 18…bueno , los cumpliré, qué si te asusta o no te agrada algo…no temas el demostrar tu miedo, sí , te puedes ver como víctima indefensa o como “más débil”, pero siendo chicas,…yo usé esa arma que sí es mejor vista en mujeres …seamos honestos. Si no se grita, no te escuchan,…menos si no sales corriendo del lugar….femeninamente ,claro está….pero quedarse, ese es un error y si te vas a vestir “bien”…. hubo y hay y hubieron muchas mujeres muchos mas hermosas de corazón e incluso físico(eso no importaban mucho). Que no necesitaban vestirse como…”wachiturras desenfrenadas”(sin ofender a las cantantes) para llamar la atención…¿No has oído hablar de Santa Rosa de Lima], en la pureza está la verdadera belleza, la Iglesia tampoco dice que te debas vestir como un saco de trigo.Tampoco como una wachi, más bien ….ella como santa, demostrando su pureza demostró ser más hermos, y ….piensa ella se vestía como “princesa”, vestirse para que te vean como una santa, una princesa , una dama , eso ..¡Eso si es saberse vestir!!!, no como una “Wachi””,….ni siquiera se les nota lo fashión…Pero chico que no lo nota, o es ciego o es que sí te mira , te puede ver solo por lo físico, en parte(no es por ser cruel, todas somos bellas , solo que algunas más que otras…en lo físico, yo no me refiero a lo espiritual, eso gana….y a menos que sea una pureza ya dada por Dios, no sé cómo habrá sido en el caso se la Santa,) o es que si lo nota pero ve a su ves a otra o igual de puro o a una wachi…pues con una la mirará “contemplativo”(si es que tiene por lo menos algo de bueno todavía en su corazón , bueno , también puede verte admirado) y a la otra…con lujuria , así te darás cuenta, de paso si es capaz de controlarse .
    Mira la película de la vida de la santa, lee su biografía, y verás que no es el único caso…¿conoces a Santa Agata?…no estoy diciéndolo en tono de vanidad ni maldad.Pero…cuando la belleza verdadera viene , la otra , es un pedazo de nada en su comparación….”Belleza divina”http://www.aciprensa.com/noticias/el-esplendor-de-la-verdad-la-belleza-y-la-caridad-exposicisn-de-arte-en-honor-al-papa/#.U9CD9JR5PNI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s