¿Es posible una segunda virginidad? ¿Cómo hago para curar mis heridas?

¿Cómo empezar de nuevo? ¿Es posible una nueva virginidad para quien la ha perdido?

¿Cómo empezar de nuevo? ¿Es posible una nueva virginidad para quien la ha perdido?

¡Hola! quería pedirles unos consejos… Estoy pasando por una de esas etapas de la vida en la cual Dios nos da la oportunidad de aprender y ser mejores cristianos. Hace poco me vinculé a un movimiento. Llegué allí por mi ex pareja, ex porque nos hemos separado hace 1 mes porque me mintió y estuvo saliendo con otra mujer al mismo tiempo que nosotros salíamos como pareja. El dolor por la traición es profundo y la decepción muy grande, sobre todo porque confié 100% en él pensando que era coherente con los valores cristianos que proclamaba tener. Pero me choqué con otra realidad: él llegó a un punto en el que prácticamente me chantajeaba emocionalmente para que me entregara sexualmente a él, diciéndome que él me daba todo y yo no le daba lo que para él era lo más importante: sexo.

Doy gracias a Dios por haberme liberado de una relación que en lugar de hacerme mejor persona y cristiana me degradaba. El pasado ya pasó, ahora lo que queda en mí son heridas muy profundas. Rezo mucho y le pido a Dios para que me dé el don de perdonar, sin embargo, no sé por qué se me hace tan difícil, no dejo de sentir resentimiento y dolor.

Mis preguntas son:

1. He decidido nunca más ceder a tener relaciones sexuales antes del matrimonio, no por resentida, sino porque ahora entiendo el significado trascendental que implica la entrega sexual. ¿Esto cuenta como una segunda oportunidad para mí, como una forma de segunda virginidad?

R: Sí, eso es darte a ti misma una nueva oportunidad, y tu decisión de vivir la castidad marca un nuevo inicio para ti. Ahora bien, el perdón que Dios nos ofrece cuando volvemos arrepentidos a pedirle perdón, realmente nos purifica: Dios todo lo hace nuevo por medio de Jesucristo! Si acudes a Él en el sacramento de la confesión, tendrás la certeza de que Dios te perdona todos tus pecados y de que ese perdón significa un nuevo nacimiento. Dios es quien te purifica, te regala un corazón puro y te da la fuerza para que en adelante puedas hacer las cosas bien. Con su perdón Él verdaderamente te regala una nueva virginidad!   

2. ¿Qué me aconsejan para poder perdonar de corazón a ésta persona que me hizo mucho daño? Cuando rezo y le pido a Dios que me ayude a perdonarlo, pienso que realmente lo he perdonado porque termino con una paz interior muy grande. Sin embargo, al día siguiente vuelvo a sentir dolor y resentimiento, es verdad que en menor escala e intensidad, pero aún lo siento. ¿Quiere decir que no lo he perdonado de corazón?

R: Sigue rezando, para que el Señor cure tus heridas, y para que de Él vayas aprendiendo a perdonar. Perdonar no es fácil, cuando las heridas son profundas, toman tiempo. Por lo que dices, estas avanzando en ese proceso, aunque experimentes por momentos ciertos retrocesos. Paciencia contigo misma. No dejes de rezar como lo vienes haciendo, y un día experimentarás esa paz total que estás buscando, fruto del perdón.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

6 comentarios

Archivado bajo Preguntas frecuentes

6 Respuestas a “¿Es posible una segunda virginidad? ¿Cómo hago para curar mis heridas?

  1. mariela c.olivares

    El decidir esperar, después de aprender con esa experiencia, el verdadero valor de la entrega total al otro ES una nueva oportunidad para ti, una nueva virginidad, una página en blanco para escribir una nueva historia, donde el amor verdadero es posible para ti. Lo más importante es que tú decidiste a partir de ahora esperar y ese es un regalo que tu esposo valorará tremendamente, una muestra de tu amor a él. Podrías tener un símbolo de tu decisión a esperar, como un anillo, escribir la promesa que te haz hecho a ti misma y a tu futuro esposo. Encuentra tu propio símbolo y vive esta espera con gran alegría, porque ahora ya comprendes el valor de las relaciones sexuales, que tal vez sin esta experiencia dolorosa, no podrías comprender. Todo pasa por algo, suena muy común, pero así es.

    Respecto a poder perdonar de corazón, te aconsejo el tiempo, seguir buscando tu propia paz. Entender que las personas cometen errores que ciertamente nos pueden afectar muchísimo y dejarnos heridas, pero que lo que hicieron está fuera de una, es decir, no dependía de una, sino de las decisiones que el otro tomó. Entonces aprender de esa experiencia, que cosas no volverías a permitir en una relación, que cosas deseas que la otra persona tenga para ti, que deseas darle a otro. Transforma ese dolor en aprendizaje y agradece el tiempo que estuviste a su lado, porque incluso con ese gran error, él debía estar en tu camino porque todas las personas que llegan están ahí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación. Entenderás con esa experiencia que él definitivamente no era para ti y al dejarlo ir, se irá también el dolor y podrás perdonar, tomará tiempo, pero lo lograrás. Trata de ver lasa cosas desde una perspectiva más amplia, lecciones aprendidas, empezar a formar y tener claros tus estándares, valorarte más, ser más fuerte gracias a esto, mira esto como una oportunidad para seguir soñando, para tener más ilusiones, para crecer espiritualmente.

    Recuerda que toda experiencia en la vida nos hace mejores, nos engrandece el corazón, nos fortalece el alma. Sobre todo las experiencias de mayor dolor, siempre y cuando sepamos darle la vuelta a las cosas para aprender y no hundirnos en el dolor.

    Un abrazo y siéntete orgullosa de ti misma por las cosas que, de esta experiencia vayas aprendiendo. Lograrás encontrar esa paz, nunca te sueltes de Dios.

  2. Milagros Alva Mendivil

    Hola, quiero compartir mi experiencia. Gracias a esta página he descubierto que puedo vivir mi 2da virginidad, dejar mis grandes errores atrás, vivir mi castidad nuevamente siéndole fiel a mi futuro esposo. No fue fácil en un inicio, fue muy complicado, exigía mucha fuerza de voluntad de mi parte, porque tenía un estilo de vida, unos hábitos que tuve que dejar de lado, que se habían hecho parte de mí. Gracias a la oración, tanto mía como la de amigos que aprendí a escoger y quienes también oraban por mí, y al esfuerzo que puse, lo conseguí. Actualmente, el vivir la castidad es un nuevo hábito para mí, es una costumbre que vivo con felicidad, he llegado a un punto en el que ya no me cuesta practicarla, al contrario, me siento muy orgullosa de mí misma y no dejo de agradecerle a Dios por la oportunidad que me está dando. Mi autoestima se elevó, puedo decir con sinceridad a mis amigos y conocidos que soy verdaderamente feliz, que me siento muy bien con la decisión que he tomado. Veo las cosas de una manera distinta, encuentro felicidad donde antes no la encontraba, hasta soy más dulce y me doy cuenta que con actitudes simples nacidas de esta felicidad pura que poseo, puedo alegrar a quienes se encuentren a mi lado. He llegado a la conclusión que la pureza te obsequia una tierna belleza… y es que viene de Dios, no podría ser menos.

    • Me alegra mucho. Eso que verdad, lo que trae la castidad. Hasta que sea el momento indicado. No sabía que tener una vida sexual llena de tristeza…que bueno saber que la voluntad, la perseverencia, la fe, los buenos amigos…porque hay que saber diferencias a los buenos amigos…has logrado con exito tú nuevo propósito y convicción. Que bueno ya te hayas dado cuenta que la castidad trae alegrías, y la alegría es una gracia de Dios. Lo dice el Papa Benedicto XVI y veo, también que es verdad. La felicito y pido que comparta su experiencia con sus amigos para que se difunda la verdad, la verdadera felicidad del hombre que esta llamado arealizar. Todo ello lo aprendí en un libro que habla de la importancia de la castidad en el noviazgo, el valor de la familia y los niños. Aquel libro se llama: Pensamientos para la familia del Papa Benedicto XVI. Ed. San Pablo, España. Gracias.

    • Milagros Alva Mendivil

      Me alegra mucho. Eso que verdad, lo que trae la castidad. Hasta que sea el momento indicado. No sabía que tener una vida sexual llena de tristeza…

  3. Eugenia

    La Teología del Cuerpo de Juan Pablo II, introduce una interrogante que no me había planteado en mi vida: Que es ser virgen?? Generalmente sabemos que NO es una persona virgen, pero no tenemos ni idea que caracteriza a una persona virgen. Gracias a la madre espiritual que me introdujo a esta nueva teología (en realidad el Génesis 1 y 2 explicado a detalle), logré comprender que la virginidad va mucho más allá de lo meramente físico y que justamente por ello para Dios no es imposible restaurarla. Esta también se vuelve un fruto de la CASTIDAD, que entre tantos dones, creo que es uno de los que más ando disfrutando últimamente en mi vida. Si tantos años de clases inútiles me hubieran llevado a explicar estos conceptos clave: CASTIDAD y virginidad…creo que mis decisiones hubieran sido MUY distintas. TDC abriendo ojos y corazones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s