¿Una promesa de castidad? Entrevista a María Guadalupe…

 

ma-guadalupe-luego-de-hacer-su-promesa1

A través del post anterior hemos conocido un poco a María Guadalupe, su madurez, su inteligencia, su decisión de esperar cuando ella ve que no van a tomar en serio no sólo sus “requisitos”, sino a ella misma, y… ¡su larga y exigente lista!!!! Ella es una preadolescente con las cosas claras, y también muy bien acompañada por su madre. María Guadalupe se preparó e hizo hace unos meses una promesa de castidad, ¡y la hizo junto con su madre! LaOpcionV ha querido entrevistarla, para que nos siga sorprendiendo con su madurez y, por qué no, ¡para que podamos aprender de ella! Aquí va nuestra entrevista a María Guadalupe:

  1. ¿Cuántos años tienes? 13 años de edad.
  2.  Muchos se sorprenderán y dirán que eres demasiado joven para hacer una promesa semejante… ¿qué les responderías?Yo personalmente les diría que están muy equivocados, que para hacer las cosas bien no es muy temprano. Si uno va a seguir lo que Dios nos pide, entonces no estás haciendo nada malo, todo lo contrario, le estás prometiendo a Dios algo que Él quiere para ti, algo que todos deberíamos cumplir sin necesidad de tener que hacer una promesa.
  3. ¿Por qué dices que “es algo que deberíamos cumplir sin necesidad de tener que hacer una promesa”?Porque esto es lo normal, lo que nos pide Dios y deberíamos cumplirlo. Esta promesa sólo nos recuerda que debemos ser fuertes, recordar lo que no debemos hacer y evitar el pecado.
  4.  Si es algo que deberíamos cumplir sin necesidad de tener que hacer una promesa, ¿por qué has hecho tú esta promesa? Porque quiero que esta promesa me ayude, porque reconozco que con las cosas que se ven hoy en día no es tan fácil seguir lo correcto y esta promesa me recuerda lo que he prometido y lo que no puedo romper. La promesa que he hecho me recuerda además aquello por lo que quiero luchar: un amor verdadero que sólo puede construirse con paciencia, haciendo bien las cosas, y haciendo cada cosa en su momento y no antes.
  5.  ¿Qué razones te llevaron a tomar esta decisión?La razón principal es seguir los Mandamientos de Dios y uno de ellos es “no fornicarás”. Con la promesa quiero seguirlo completamente.Una segunda razón es que al guardar mi virginidad le podré dar ese regalo a mi futuro esposo.
  6.  ¿Tu madre estaba de acuerdo con que hagas esta promesa? ¿Cuéntanos un poco cuál fue su reacción cuando tú le dijiste que querías hacer esta promesa?Yo hice la promesa de castidad porque estaba completamente convencida de que quería hacerla.Sí, mi madre estaba muy de acuerdo porque sabe que lo que yo hice es algo bueno para mí y ella fue realmente comprensiva, le di mis argumentos de por qué quería hacer la promesa y a ella le pareció muy bien.
  7.  ¿Cuéntanos un poco en qué consiste esta promesa? ¿Y cómo se realizó esta promesa?La promesa, en mi caso, consiste en cuidar siempre mi pureza y mantener la virginidad hasta el día de mi matrimonio. Dios nos pide ser puras porque es lo mejor para nosotras.La promesa la hice, con la gracia de Dios, luego de una preparación de varias charlas y la lectura de 2 libros: Amor Puro y Feminidad Pura, de Jason y Crystalina Evert.La promesa la realicé con otras chicas (éramos 18 en total) en el marco de una celebración de fe muy hermosa. Yo le prometí a Dios cuidar la pureza de mi mente, de mi corazón y de mi cuerpo, siguiendo los pasos de la Virgen María.
  8.  ¿Tu madre tuvo alguna participación en esta preparación? Ella me acompañó a todas las charlas, leyó conmigo los libros, conversamos sobre lo que leímos y siempre estuvo apoyándome.
  9.   ¿Estás contenta de haber hecho esta promesa, de haber tomado esta decisión de vivir la castidad?Sí, estoy muy contenta porque es la mejor promesa que pude haber hecho hasta ahora. No me imagino no siguiendo los mandamientos de Dios. La castidad es una muy buena elección para todos, es vivir el verdadero amor y no algo falso, basado en mentiras. Si uno quiere amor verdadero debe esforzarse por alcanzarlo y debe entender que Dios es Amor y que Él es el único que nos lo puede dar.
  10.  ¿Hay algún símbolo que te recuerde tu promesa? Sí, es un anillo, significa que he hecho una promesa con Dios y eso me ayuda a estar cerca de Él y con Él sé que lo puedo todo. Es gracias a Él que hice la promesa (y es que confío más en Dios que en mis propias fuerzas).Cuando veo mi anillo pienso que es una alianza con Dios que me une más a Él.  Me ayuda a pensar que no lo quiero defraudar, no sé cómo me sentiría rompiendo esa promesa, menos ahora que sé lo que Él quiere para mí.
  11. ¿Y qué harías, si un día —¡ojalá nunca suceda!— rompes tu promesa? ¿Creerías que todo está perdido?Si eso sucede sabría que no estoy sola, que Dios me perdona y que si Dios me perdona debería hacer lo mismo conmigo misma y seguir adelante, pero esta vez procurando aprender de los errores para no volver a equivocarme.
  12. ¿Qué le dirías a las chicas o chicos que han hecho esta promesa, y no la han cumplido, o han fallado en algo? Simplemente que crean en Dios y en ellos mismos. Poco a poco todo se solucionará pero también deben poner de su parte: confesarse, tener mucha fe y  rezar mucho.
  13. Hoy muchas chicas que tienen enamorado creen que ese amor durará para siempre, y porque están tan enamoradas se entregan sexualmente pensando que se casarán con él algún día. ¿Qué piensas de que los enamorados tengan “juegos” o relaciones sexuales “porque se aman”? ¿Cómo harás tú el día que tengas tu primer enamorado? Que es tonto, porque quien te ama de verdad te espera y no querría separarte de Dios al cometer ese pecado. Por lo tanto si en serio se va a casar, que espere hasta que se casen y que no adelanten los pasos que no corresponden con lo que Dios quiere.El día que yo tenga mi primer enamorado quiero que sea un amor verdadero, puro y sincero. No quiero que él me aparte de Dios por cosas que no corresponden y que me hacen daño. Desde el primer día quiero que me entienda y que sepa como quiero que sean las cosas para que no se confunda.
  14. Hemos hablado de castidad… hay mucha gente que no entiende o entiende mal qué es la castidad. ¿Cómo lo explicarías tú? Para mí la castidad es mantener la virginidad y la pureza de cuerpo, mente y corazón. Renunciar a toda caricia exagerada que sólo te lleve al placer sexual y te guíe por el mal camino.
  15. María Guadalupe: muchos chicos o chicas al leer esta última respuesta les parecerá muy exagerado, y no le verán nada positivo. ¿Quién está dispuesto a asumir esos sacrificios o renuncias si no espera ganar algo más valioso? ¿Qué esperas ganar tú al proponerte esperar, al renunciar a lo que los chicos y chicas de tu edad ya empiezan a buscar? ¿Por qué piensas tú que vale la pena renunciar a esas caricias, cuidar siempre tu pureza y mantener la virginidad hasta el matrimonio?Sinceramente siempre hay algo más valioso porque Dios siempre te recompensará si haces las cosas bien.Lo que en particular yo quiero ganar es un amor verdadero como el de 1 Corintios 13, 4-8:«El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparente ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés. No se deja llevar por lo ira, y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, si no que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. El amor no pasa nunca».Y tanto quiero ganar ese amor que prefiero renunciar a todas esas cosas que aunque parecen buenas y normales, sé que me harán daño y son malas.

    Todo esto me guía para estar más cerca del amor verdadero, y la pureza y la virginidad son una de las cosas mas preciadas que tengo: cuidándolas me siento segura de que alcanzaré ese amor que Dios tiene reservado para mí.

* ¡Este Blog es un espacio creado para ti! Tú también puedes enviarnos tus preguntas, testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. Con tu colaboración y participación podremos ser cada vez más quienes creemos que el amor verdadero sí existe, y que el camino para alcanzarlo es la castidad!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

1 comentario

Archivado bajo Promesa de castidad, Testimonios

Una respuesta a “¿Una promesa de castidad? Entrevista a María Guadalupe…

  1. Luna F.

    Hermoso testimonio María Guadalupe, yo también estoy pronta a realizar mi Promesa de Castidad. Gracias por compartir esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s