¿Dónde quedaron las promesas de “amor eterno”?

Image

¡Hola! Tengo 22 años, y empezaré mi testimonio agradeciendo a una muy buena amiga, que me hizo conocer LaOpciónV. Gracias a esta página, cada vez que leo el Blog, mi intención y pensamientos de vida acerca de esta opción se fortalecen cada vez más.

También debo decir desde un comienzo que aunque hoy estoy comprometido a vivir la castidad, no siempre fue así. Antes de tener enamorada pensaba que el día que tendría relaciones por primera vez sería con mi esposa, en un lecho de rosas blancas que se convertirían en rojas a través del amor que nos expresaríamos ese día mediante la entrega total. Mas no fue así. A los 18 años tuve mi primera y hasta ahora única enamorada. El “amor”, o más bien la ilusión de amor del momento me hizo pensar que la chica con la que estaba estaría toda mi vida a mi lado, en todos los sentidos. Nuevamente, no fue así.

A los dos años de iniciada nuestra relación me entregué completamente a ella, porque la llegué a considerar “la mujer de mi vida”. Aún la amo, sin embargo, ella no supo permanecer a mi lado como lo juramos muchas veces, como ella me lo juró tantas veces.

Todo empezó como un juego, que poco a poco se fue deslizando hacia un campo cada vez más erótico hasta que finalmente terminó consumándose en lo que yo creí era el inicio de algo perfecto. Nuevamente, me equivoqué, no fue así. Luego de 3 años y 7 meses de estar juntos, ella me dejó.

Espero este pequeño testimonio te sirva a ti que lo lees para no engañarte a ti mismo o a ti misma, para no asumir como verdad absoluta y eterna las palabras tan espontáneamente pronunciadas cuando uno está locamente enamorado: “te amaré para siempre”, “estaré siempre a tu lado”, “esta es la prueba de nuestro amor”. Probablemente son palabras verdaderas y sentidas de momento —digo “probablemente”, porque sé que hay hombres que son capaces de decirle esas palabras a las mujeres bobas para obtener de ellas algo sexual—, pero que a falta de madurez inevitablemente caen en el olvido cuando cambian algunas circunstancias (por ejemplo, cuando aparece un hijo “no deseado”), o cuando alguno de los dos se aburre porque el otro o la otra “ya no tiene nada más para dar”, o cuando la relación se va deteriorando poco a poco porque lo carnal y sexual empieza a volverse el centro de todo.

Lamentablemente ella me engañó y se fue con otra persona. Luego de mi duro “despertar”, luego de golpearme de cara con la realidad, estoy convencido de que la entrega total debe esperar hasta el momento en que el hombre y la mujer se comprometan de por vida en el sagrado matrimonio, pues las promesas y juramentos que hacemos o nos hacen cuando estamos enamorados y tan sólo porque estamos enamorados, duran tanto como dura el sentimiento.

Desde que aquella relación se terminó, no he vuelto a tocar a una mujer y no planeo hacerlo hasta casarme y hacer —al menos esta vez—, las cosas bien. Espero ser perdonado por el pecado que cometí y recordar que Dios siempre estará a mi lado y no reclamará nada de mí.

No sé si mi historia cambie vidas o haga que pienses distinto, pero si después de lo leído puedes reflexionar un poco antes de pensar en entregarte, puedes pensar seriamente en las consecuencias de sus actos y tomarle el peso a las palabras que te pondrán en frente como bocadillos para hacer cosas que tú sabes que deben esperar, creo que todo lo que yo he vivido, sufrido y aprendido cobrará mayor valor y sentido, y que el tiempo que te haya tomado en leerlo no habrá sido perdido.

D.L.N., 22 años, Perú.

PD: Gracias a Uds. por el soporte que nos dan y espero que este Blog se difunda mucho más!

* Tú también puedes enviarnos tu testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. ¡Puedes usar un seudónimo!

¡Este Blog es un espacio abierto para ti! Aquí puedes compartir con nosotros tu historia, para alentarnos, para ayudarnos a aprender de tus aciertos o tus errores! ¡Sólo con tu colaboración y compromiso podremos ser cada vez más y más fuertes quienes creemos que el amor verdadero sí existe!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

3 comentarios

Archivado bajo Testimonios

3 Respuestas a “¿Dónde quedaron las promesas de “amor eterno”?

  1. Felicitaciones D.L.N. por la opción que has tomado… Si tu arrepentimiento es de corazón, has confesado tu pecado y te has propuesto no volver a pecar, ten por seguro que Dios ya te ha perdonado.
    Vivir la castidad es de valientes! Hoy en día el mundo cree que no es posible guardarse para la esposa (o), menos aún si ya has tenido alguna experiencia sexual.
    Se muy valiente porque es posible que muchas personas se burlen de ti por lo que ahora optas pero mantén siempre tu cabeza en alto y recuerda que la virtud la obtiene sólo aquel que la pide y trabaja por conservarla.
    La lucha va a ser difícil pero si la llevas de la mano de Dios, no habrá batalla que no puedas librar.
    No te avergüences nunca de ser diferente al resto que cree que ser casto es de tontos… Cuando estés frente a frente con Dios, El te recibirá con los brazos abiertos porque “bienaventurados los puros de corazón porque ellos verán a Dios”.
    Marca siempre la diferencia porque quizás seas el testimonio que muchas personas esperan ver para cambiar sus vidas.
    Dios y Santa Maria te bendigan y guarden todos los días de tu vida, cuenta con mis oraciones.

  2. Es muy gratificante saber que hay personas, jóvenes como tu, que a pesar de haber fallado en este camino arduo como es el de la castidad, recapacitan y reconocen su error. De seguro habran mas personas que se identifiquen con tu caso. Quiero que sepas que no estas solo en este caminar, tienes muchas personas que por medio de sus oraciones nos alientan a continuar el camino y a vivir de manera permanente la castidad. Dios y nuestra Madre Santa Maria estaran siempre a nuestro lado y no nos dejaran jamás solo. Recuerda siempre que no sólo eres tu luchando contra el mundo, sino que así como tu, millones de jóvenes hemos decidido vivir y esperar con mucha paciencia y amor el momento y a la persona que Dios ha creado para nosotros. Ya veras que al final todo valdra la pena, porque Cristo no quita nada y lo dá todo.

  3. María Isabel

    ¡¡Waaaaooo!¡oye!!!¿Cómo es qué?…bueno, te deseo lo mejor, tu historia me parece muy buena, algo invertida pero buena…por cierto…Cuídate mucho

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s