“Estaba muerta, ¡y he vuelto a la vida!”

No sé si me podrá entender: ¡¡¡hoy he vuelto a la vida!!!

La mujer pecadora, ¡esa mujer no se puede parecer a la mujer que yo fui! El día de hoy, gracias al Señor, he vuelto a nacer. ¡Yo caminaba con el alma destrozada y muerta!

¡El Señor me perdonó, Él devolvió la vida a mi alma!

Sentía la necesidad de acabar con ése sufrimiento, pero me daba terror hablar con un sacerdote ya que una vez que me confesé, ¡y por decirle que no iba a Misa casi me latiga! Yo me decía a mí misma: “¡merezco ir a la hoguera por lo que hice!” Trataba de buscar el perdón que mi corazón clamaba y no sabía cómo. Yo me decía que el Señor no me iba perdonar tremendos hechos y que me merecía eso y más. Vivía muy triste, espiritualmente hablando.

Al ser rescatada por el Señor a través de su sacerdote, recibí un bálsamo en el alma que me curó de todo. Al reconocer mis faltas y mis culpas, al confesarlas, me di cuenta que el amor de Dios es más grande que TODOS nuestros pecados y que no existen para Él escalas de pecados: que por hacer una cosa sí te perdona, o por hacer otra más grande no te perdona. ¡La misericordia del Señor nos llega porque nos ama! Él vio mis miedos, mis temores, mi sufrimiento, y salió en mi búsqueda… ¡¡¡y ahora vivo muy agradecida!!!

¡No puedo expresar lo agradecida que estoy con el Señor por haberlo puesto en mi camino! ¡Estuve esperando por casi 20 años! El hecho de saber que vuelvo a ser su hija, no tiene precio, me hace sentir aún más comprometida con la vida y con cada ser humano que se me acerque, para lo que necesiten de mí, si el Señor desea que sea herramienta suya.

Gracias al Señor esta mañana, al ver el sol y el día, para mí todo tenía otros colores y hasta otro olor… ¡¡¡olor a PAZ!!!

¡¡¡Gracias, Padre, gracias por rescatarme!!!

 

* Nuestra colaboradora ha preferido guardar su identidad en el anonimato.

Tú también puedes enviarnos tu testimonio o reflexiones a laopcionv@gmail.com, con nuestro compromiso, si tal es tu intención, de guardar tu identidad en la más absoluta reserva. ¡Puedes usar un seudónimo!

¡Este Blog es un espacio abierto para ti! Aquí puedes compartir con nosotros tu historia, para alentarnos, para ayudarnos a aprender de tus aciertos o tus errores! ¡Sólo con tu colaboración y compromiso podremos ser cada vez más y más fuertes quienes creemos que el amor verdadero sí existe!

** Todas las publicaciones en este Blog son de propiedad de la LaOpcionV. Pueden ser difundidas libremente, consignando siempre la fuente. Está terminantemente prohibida su reproducción total o parcial con fines de lucro.

2 comentarios

Archivado bajo Testimonios

2 Respuestas a ““Estaba muerta, ¡y he vuelto a la vida!”

  1. Mariela C. Olivares

    Dios es simplemente increíble, maravilloso. Tiene la magia para aliviarte de todo dolor y hacerte sentir ligera, con el corazón contento, lleno de pureza porque está lleno de Dios. Y claro que no se rinde si te escapaste, Él corre más rápido que tú para sostenete cuando ya no puedes más y te caes sin fuerzas, entonces te levanta y te lleva de la mano a la reconciliación y todo, TODO tiene otro color, brilla.

  2. Pingback: ¡Un grito desesperado! | La Opción V

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s